Monumento a Thomas Sankara: tras revelar la estatua gigante, la maquinaria se pone en marcha

Paso a paso, el monumento conmemorativo a Thomas Sankara va tomando forma. La mañana del pasado 2 de marzo, se cerró una fase con la inauguración de la estatua gigante del presidente revolucionario y de los 12 bustos de los camaradas mártires asesinados el 15 de octubre de 1987. Al acto acudieron el presidente Roch Kaboré y el expresidente ghanés, amigo del difunto Sankara. Con una altura de cinco metros y situada sobre un pedestal de tres, la estatua preside el Consejo de la Entente. Lo que fue escenario de sangre y lágrimas hoy invita al recogimiento y a la esperanza.

La tarde del 15 de octubre de 1987, las armas retumbaron y mucha sangre fue derramada en el Consejo de la Entente de Uagadugú. El presidente Thomas Sankara y 12 de sus camaradas fueron asesinados a sangre fría. «Cuando sus verdugos cometieron aquel crimen imperdonable, acabaron, ante todo, con un proyecto de sociedad muy avanzado para su época, siempre en beneficio de lo que ellos calificaron como rectificación», recordó con dolor el presidente del Comité Internacional del Monumento Conmemorativo a Thomas Sankara, el coronel retirado Bernard Sanou.

Ahora, 32 años después y cuando celebramos el centenario de Burkina Faso, la recuperación de la figura del presidente Thomas Sankara continúa, y se ve materializado en la inauguración de su estatua gigante y de los 12 bustos de los camaradas que cayeron a su lado. Una estatua de bulto redondo y cinco metros de altura que representa al Capitán Thomas Sankara y que está realizada enteramente en bronce. La obra se encuentra situada sobre un pedestal de tres metros de alto con forma de pirámide de cuatro caras. Cada una de ellas incluye tres bustos de los 12 camaradas abatidos junto al capitán presidente.

Se concluye así una de las etapas del vasto proyecto de monumento conmemorativo dirigido por el Comité Internacional. Así pues, es ese mismo lugar el elegido para revivir de nuevo al presidente revolucionario. La elección no contaba con la aprobación de ciertos actores. Sin embargo, para el coronel retirado y presidente del Comité Internacional, esta es la ubicación idónea dado su fuerte carácter simbólico.

Y es que, con respecto a la revolución de agosto de 1983, este se perfila como el lugar más significativo, más cargado de historia, el hogar incandescente y el epicentro de la Revolución Democrática y Popular. Además, está ubicado en el corazón del mundo escolar y universitario y cerca de barrios populares como Paspanga, donde nació el presidente Thomas Sankara. Por todo ello, el Consejo de la Entente era el lugar ideal para albergar el monumento conmemorativo.

Cómo será el monumento conmemorativo una vez acabado

Por su parte, Bernard Sanou reconoció que este sitio había adquirido una atmósfera de terror y que atormentaba a los espíritus. Por lo tanto, el memorial constituirá la oportunidad de realizar un “lavado de imagen” y de revitalizar tanto el consejo como al presidente Sankara y sus compañeros, “muy a pesar de sus verdugos, quienes creían haberse desentendido del tema”.

Para Abdoul Karim Sango, ministro de cultura, artes y turismo, la ceremonia en la que se mostró la estatua cobró una gran carga histórica y emocional para Burkina Faso. “Este lugar se convertirá en la confluencia de nuestras esperanzas y ambiciones a la luz de los proyectos que ya están en marcha”. El ministro también ha expresado su deseo de que estas obras figurativas despierten, en mayor medida, nuestros pensamientos y acciones de compasión con respecto a las víctimas de la masacre del 15 de octubre. Asimismo, espera que siga siendo un símbolo importante de nuestras esperanzas, renovado con vistas al prometedor futuro de Burkina y de África.

Emoción y polémica

Al final de esta ceremonia, el proyecto arquitectónico del memorial también fue expuesto ante el presidente Roch Kaboré y el expresidente ghanés John Jerry Rawlings. Por tanto, las obras de construcción del memorial podrían comenzar en breve. “A día de hoy, tenemos que estar orgullosos de que, en toda África y el mundo entero, estén presentes las ideas de Thomas Sankara. Se trata de un logro clave”, añadió por su parte el presidente de Burkina Faso, para quien la revolución hizo posible que el país se posicionara en el panorama mundial. Asimismo, también espera que se juzgue finalmente el caso y que los responsables sean castigados.

Uno de los momentos más conmovedores del día tuvo lugar cuando se colocaron coronas de flores frente al edificio en el que Thomas Sankara y sus camaradas fueron asesinados. Alouna Traoré, el único superviviente de la masacre, recordó aquella fatídica noche del 15 de octubre de 1987. Entre la multitud, algunos no pudieron contener sus lágrimas y su gran emoción.

Sin embargo, cuando el público descubrió la estatua, la polémica estuvo servida. Especialmente a través de las redes sociales, algunos comentarios lamentaban que la estatua no reflejaba los rasgos de Thomas Sankara. El artista que coordinó el trabajo explicó, abierta y humildemente, que la gigantesca estatua estaba pensada para ser observada desde una cierta distancia.

Sin embargo, Jean-Luc Bambara ha contado que trabajó bajo unas condiciones verdaderamente difíciles. “En primer lugar, los plazos que requería la normativa de los contratos públicos del Estado. Ofrecimos un plazo de 120 días para la realización de cuatro monumentos. Pero, cuando no respetas los plazos, no eres capaz de cubrir tus propios gastos. Así que bienvenidas sean las sanciones”, lamentó el artista antes de añadir que, en condiciones normales, esta obra habría requerido al menos un año de trabajo.

A través de un comunicado, el Comité Internacional del Monumento Conmemorativo a Thomas Sankara ha asegurado que está prevista una fase final para terminar la estatua. “Está previsto que se lleven a cabo unos últimos reajustes tras la instalación de la estatua, teniendo en cuenta las distancias, los volúmenes y los ángulos de visión. Será entonces cuando las últimas rectificaciones se lleven a cabo”, puede leerse en un comunicado.

Por Tiga Cheick Sawadogo

Fuente: Monumento a Thomas Sankara: tras revelar la estatua gigante, la maquinaria se pone en marcha

Traducción de María Iglesias Isidro y María Valdunciel Blanco (Universidad de Salamanca).

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Articulos de opinión, Cultura, Info, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.