Zimbabue: entre el impago de la deuda, la subida del precio del carburante, el levantamiento popular y la represión

Emmerson Mnangagwa, actual presidente de la República de Zimbabue. (CC - kremlin).

Emmerson Mnangagwa, actual presidente de la República de Zimbabue. (CC – kremlin).

A pesar de que el presidente de Zimbabue, Emmanuel Mnangagwa, ha apelado al diálogo a nivel nacional, no parece que el ambiente vaya a calmarse tras la dura represión ejercida por las fuerzas armadas contra la población durante una protesta contra el precio de los carburantes, que se ha triplicado tras la subida aplicada por el gobierno el pasado 14 de enero. A continuación, repasamos los últimos y horribles acontecimientos, con la crisis política y económica como telón de fondo.

 

Huelga general y una represión implacable tras el anuncio de Mnangagwa

En un país donde, según los últimos datos disponibles, el 80 % de la población vive por debajo del umbral de la pobreza, el anuncio del presidente Mnangagwa de que el precio de los carburantes casi iba a triplicarse (una subida de más del 166 %, lo que supuso que el precio del litro de gasolina pasase de un día para otro de 1,24 $ a 3,31 $ [1]) ha provocado, lógicamente, grandes revueltas. Este aumento, que se da, además, en el país con el litro de gasolina más caro del mundo [2], ha tenido claras repercusiones entre la población, tanto en lo referente a los desplazamientos (que se realizan principalmente en transporte público) como al abastecimiento de bienes de primera necesidad, cuyo precio se ha encarecido.

Aunque los profesores del país ya estaban en huelga desde principios de enero por una serie de sueldos que no habían cobrado [3], el ZCTU, principal sindicato de Zimbabue, convocó otro paro, esta vez general y de tres días de duración: desde el lunes 14, el día siguiente al anuncio de la subida del precio de los carburantes, hasta el miércoles 16. La huelga, también denominada operación “ciudades muertas”, contó con un alto seguimiento por parte de la población, pero también fue brutalmente reprimida por el régimen. En este caso, los funcionarios también podían formar parte del movimiento de protesta [4].

Asimismo, la sociedad civil “denunciaba el silencio por parte de la comunidad internacional, la Unión Africana y la Comunidad de Desarrollo de África Austral”, que no se pronunciaron ante los abusos cometidos [5], y, aún así…[6]. Las figuras más destacadas del movimiento han sido los objetivos principales de los arrestos. El pastor Evan Mawarire o incluso Peter Mutasa, presidente del sindicato ZCTU, se cuentan entre los detenidos.

Asimismo, se han producido escenas de tortura contra la población sin ningún tipo de distinción: desde personas de 7 a 77 años [7]. Los militares, protagonistas del golpe de Estado de 2007 y conocidos por su relación con el régimen, ejecutaron con celo las órdenes del gobierno. Además, gozan de una cierta impunidad, ya que el actual vicepresidente, Constantino Chiwenga, es un influyente general del ejército. Por ello, a día de hoy y visto el oscuro historial que posee, todo indica que Mnangagwa, dirigente del país desde 2017, sigue una lógica aún más violenta que su predecesor, Robert Mugabe [8].

A pesar de que Mnangagwa quiere vender la imagen de un Zimbabue “en paz”, el nivel de represión ha llegado incluso a crear ciertas discrepancias entre el portavoz de la presidencia y el propio jefe del ejecutivo. Para poder evitar que se hiciera pública la violencia que ejerce contra su propio pueblo y, además, seducir a los inversores extranjeros que se habían reunido en el Foro de Davos en Suiza, el gobierno de Mnangagwa decidió, sencillamente, cortar el acceso a Internet [9]. Esta medida, que las autoridades competentes del país ya han declarado ilegal, llegó con retraso y no evitó la persecución de los internautas que llamaron a la movilización [10].

La organización Zimbabwe Human Rights NGO Forum calcula que al menos se produjeron 800 violaciones de los derechos humanos, 12 muertes, 78 heridos por arma de fuego y más de 600 detenciones arbitrarias.

Estas prácticas son comunes a día de hoy en muchos país de África, como Camerún, Togo, Gabón, la RDC o, más recientemente, Sudán, cuyo régimen dictatorial se tambalea considerablemente ante los levantamientos populares [11]. Por otro lado, China atesora desde hace tiempo una amplia experiencia en el uso represivo de las nuevas tecnologías y podría desempeñar un papel, aunque sea de forma indirecta, en la puesta en marcha de estos cortes de Internet al servicio de uno de sus antiguos aliados. Al fin y al cabo, en la actualidad, el gigante asiático es el principal “socio” económico del continente africano y sus intereses en Zimbabue y la región austral no dejan de crecer [12] [13].

 

¿Y por qué subir el precio del carburante?

El gobierno de Mnangagwa decidió subir el precio del carburante, pero ¿con qué objetivo? Según explica el presidente, esta medida permitirá acabar con la escasez de carburante a la que se enfrenta el país desde hace décadas. No obstante, al día siguiente del anuncio, el gobierno se ocupó de eximir parcialmente de este aumento a las empresas del sector manufacturero, industrial, agrícola y del transporte [14]. Si bien algunos sectores probablemente merezcan un trato especial a este respecto (sobre todo el agrícola y del transporte), esperar que la escasez de carburante se resuelva aplicando esta medida únicamente con la población no tiene ningún sentido. El consumo diario de carburante de una industria extractiva no se puede comparar en ningún caso con el de un ciudadano o una familia.

Más que acabar con la escasez de las reservas de carburante del país, esta medida podría ser un intento de respuesta ante la falta de divisas extranjeras, sobre todo de dólares estadounidenses, disponibles en el país. Al aumentar el precio del litro, el gobierno espera, sobre todo, disminuir la cantidad de dólares que se lleva este sector y mejorar por lo tanto las reservas de divisas disponibles, reservas estimadas hoy a quince días en la importación de bienes y servicios. En comparación, el nivel de Sudáfrica es actualmente de seis meses [15].

Ya en 2016, Mugabe, tras haber abandonado la moneda nacional a favor del dólar estadounidense, había introducido, por las mismas razones, los cupones monetarios cuyo valor estaba ligado al del dólar. Pero estos cupones (una especie de moneda que servía sobre todo para pagar salarios) apenas tienen valor hoy en día, dada la débil situación de la economía de Zimbabue. Si bien el país ha decidido volver a introducir su propia moneda de aquí a finales de 2019 [16], es probable que la crisis monetaria no mejore durante los próximos meses, ya que a los diferentes acreedores no les es ajena esta medida tan impopular.

Habida cuenta del compromiso neoliberal del gobierno de Mnangagwa, es muy probable que el FMI colabore en la elaboración del programa y en la aplicación de una subida brutal del precio de los carburantes.

 

Zimbabue cae en la suspensión de pago del 70 % de su deuda exterior pública

Además de la situación monetaria, Zimbabue tiene grandes problemas para pagar su deuda pública, que asciende a 17.000 millones de dólares estadounidenses; es decir el 100% de su PIB [17]. El país se encuentra actualmente en suspensión de pago del 70 % de su deuda pública externa, de la cual el 45 % está en manos de acreedores bilaterales y el 27 %, en manos de acreedores multilaterales.

Sin embargo, los acreedores no han renunciado al reembolso. Por eso, durante la asamblea anual del FMI y del Banco Mundial, que tuvo lugar en Bali el pasado octubre, Zimbabue tuvo que enfrentarse a las exigencias del FMI, del Banco Mundial, del Banco Africano de Desarrollo (BAD) y también del Club de París que se reunieron para la ocasión [18]. Mthuli Ncube, ministro de Finanzas y ex economista jefe en el BAD (principal institución del neoliberalismo en África), tuvo que dar un cierto número de garantías y se comprometió a aplicar rigurosamente el “programa de estabilización transitoria” [19] de Zimbabue para reembolsar la deuda. En 2018, los ciudadanos de Haití, Guinea y Egipto ya estuvieron sometidos a esta medida impuesta por el FMI [20].

La situación es grave para Zimbabue. El BAD sigue siendo a día de hoy el único organismo internacional que concede préstamos al país [21]. Implacable, el FMI, con el que Zimbabue había saldado, en 2016, las deudas acumuladas durante doce años [22], se niega a intervenir de manera directa en el país mientras que este no pague a los demás acreedores [23]. Por su parte, Sudáfrica, aliado histórico de Zimbabue a ojos del FMI [24], ha desestimado la solicitud de préstamo de 1.200 millones de dólares estadounidenses [25] a la vez que ha pedido la retirada de las sanciones internacionales impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea que el país lleva arrastrando [26] desde 2002.

 

¿Qué puede esperar la población de Zimbabue de cara al futuro?

Considerando que el país ha estado sumido en una crisis económica y social entre 1987 y 2017, ayudado en gran parte por la intromisión imperialista [27], ¿podrá alguien tan cercano a Mugabe aportar las respuestas que tanto ansía la población? Tras más de treinta años teniendo como presidente a Mugabe, la llegada de Emmerson Mnangagwa al frente del país en 2017 solo aporta pocas ilusiones en cuanto a la dirección hacia la que desea dirigir su mandato. Tras ser elegido en el verano de 2018, los resultados fueron extremadamente criticados por una parte de la población y por el principal partido de la oposición. También, en este caso, las protestas fueron brutalmente reprimidas.

Todo lleva a pensar que el gobierno de Mnangagwa no es en ningún caso un aliado del pueblo. Tras haber “respondido” al descontento social mediante la represión sangrienta, en el plano económico, el ministro de Finanzas, Mthuli Ncube, ya ha anunciado su voluntad de aplicar a toda costa las medidas neoliberales previstas especialmente en el Programa de estabilidad transitoria 2018-2020 [28]. En el programa se encuentran las privatizaciones masivas, el desarrollo de la agroindustria y el refuerzo de las actividades extractivistas [29].

¿Realmente podíamos esperar otra política por parte de Mnangagwa? Al haber estado bajo la sombra de Mugabe, su pasado no juega a su favor y deja pocas dudas sobre su voluntad de liberar al pueblo de un régimen corrupto y cleptocrático. Mientras tanto, Mugabe debía prestar declaración con respecto a la desaparición, nada más y nada menos, de unos 15.000 millones de dólares estadounidenses de ingresos procedentes de las minas de diamantes del país. Estos ingresos beneficiarían de manera significativa al ejército nacional cuyos superiores ocupan un lugar central en el régimen actual. Desde entonces, Mnangagwa no ha inquietado al antiguo presidente del país [30]…

Ahora más que nunca, es fundamental que el pueblo desafíe fervientemente el programa neoliberal del gobierno de Mnangagwa, que incluye reembolsar la deuda pública del país para la creación de una comisión de auditoria ciudadana. El estado de pobreza en el que se encuentra sumida la mayoría de la población es un índice de que la clase trabajadora zimbabuense no se ha beneficiado del dinero prestado. Estas deudas, ilegítimas y abominables, se deben simplemente anular y acompañar de sanciones ejemplares a las élites políticas y económicas en las que están involucrados Mugabe, Mnangagwa y los más cercanos a ellos y numerosos acreedores han sido cómplices de ello.

 

El autor agradece a Jean Nanga y a Jerôme Duval su preciosa revisión.

 

Notas:

[1] « Tollé au Zimbabwe après le doublement des prix des carburants » [Indignación en Zimbabue por la subida del precio de los carburantes], Le Temps, 13 de enero de 2019, disponible en: https://www.letemps.ch/monde/tolle-zimbabwe-apres-doublement-prix-carburants.

[2] Jean-Philippe Rémy, « Au Zimbabwe, les émeutes du désespoir » [En Zimbabue, los disturbios de la desesperación], Le Monde, 18 de enero de 2019, disponible en: https://www.lemonde.fr/afrique/article/2019/01/18/au-zimbabwe-les-emeutes-du-desespoir_5411098_3212.html.

[3] MacDonald Dzirutwe, « Zimbabwe teachers to strike over pay as currency crisis deepens » [Los profesores zimbabuenses en huelga por los salarios mientras la crisis monetaria se agrava], Reuters Africa, 7 de enero de 2019, disponible en: https://af.reuters.com/article/africaTech/idAFKCN1P117B-OZATP.

[4] « Zimbabwe : une grève des fonctionnaires annoncée pour vendredi » [Zimbabue: huelga de funcionarios programada para el viernes], AfricaNews, 24 de enero de 2019, disponible en: http://fr.africanews.com/2019/01/24/zimbabwe-une-greve-des-fonctionnaires-annoncee-pour-vendredi/.

[5] « Zimbabwe : la société civile dénonce le silence de la communauté internationale » [Zimbabue: la población denuncia el silencio de la comunidad internacional], RFI, 25 de enero de 2019, disponible en: http://www.rfi.fr/afrique/20190125-zimbabwe-societe-civile-denonce-silence-communaute-internationale.

[6] « ZEN calls for immediate end to violent crackdown in Zimbabwe » [Zimbabwe Europe Network hace un llamamiento para acabar inmediatamente con las violentas y severas medidas], Zimbabwe Human Rights NGO Forum, 22 de enero de 2019, disponible en: http://www.hrforumzim.org/news/zen/.

[7] Béatrice Début, « Répression au Zimbabwe : le régime Mnangagwa version »extrême« de celui de Mugabe » [Represión en Zimbabue: el régimen de Mnangagwa, la versión «extrema» del de Mugabe], TV5 Monde, 22 de enero de 2019: https://information.tv5monde.com/info/repression-au-zimbabwe-le-regime-mnangagwa-version-extreme-de-celui-de-mugabe-281262.

[8] Benjamin Fogel, « Why do so many Western Leftists defend Robert Mugabe ? », Africa is a country, 12 mars 2017, disponible à : https://africasacountry.com/2017/12/why-do-so-many-western-leftists-defend-robert-mugabe/.

[9] Farai Mutsaka, « Zimbabwe in ’total internet shutdown’ amid deadly crackdown » [Zimbabue: el apagón de internet en medio de una represión sangrienta], AP News, 18 de enero de 2019: https://www.apnews.com/7cf7713da14c46909800f74fd8f08cb2.

[10] Zimbabwe : la justice juge illégale la décision du gouvernement de bloquer internet [Zimbabue: los tribunales estiman que la decisión del gobierno de prohibir el internet es ilegal], La Libre et AFP, 21 de enero de 2019, disponible en: https://afrique.lalibre.be/31223/zimbabwe-la-justice-juge-illegale-la-decision-du-gouvernement-de-bloquer-internet/.

[11] « Solidarité totale avec le soulèvement populaire au Soudan » [Solidaridad total con el levantamiento del pueblo sudanés], 14 de enero de 2019 : http://www.cadtm.org/Solidarite-totale-avec-le-soulevement-populaire-au-Soudan.

[12] Craig Dube, « Doctors Strike in Zimbabwe as Government Imposes Austerity to Attract More Chinese Investment » [Médicos en huelga en Zimbabue mientras el Gobierno impone la austeridad para atraer más inversiones chinas], Commons Dreams, 4 de enero 2019, disponible en: https://www.commondreams.org/views/2019/01/04/doctors-strike-zimbabwe-government-imposes-austerity-attract-more-chinese.

[13] « La Chine façonne-t-elle l’internet en Afrique ? » [¿Está China dando forma al internet en África?] Arte, 22 de octubre de 2018, disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=vED-NFCDYEI.

[14] Ministerio de Finanzas y Desarrollo Económico, « The Excise Duty Refund Framework Following The Fuel Price Increase Under S.1. 9 Of 2019 » [El marco de devolución de los impuestos especiales tras el aumento de precio de los carburantes con arreglo a la S.1.9 de 2019], Press Statements, 14 de enero de 2019, disponible en: http://www.zimtreasury.gov.zw/index.php/media-centre/press-statements/153-the-excise-duty-refund-framework-following-the-fuel-price-increase-under-statutory-instrument-9-of-2019.

[15] Ver FMI, Regional Economic Outlook – Sub-saharan Africa, octubre de 2018, p. 57.

[16] « Le Zimbabwe va relancer sa propre monnaie cette année » [Zimbabue lanzará su propia moneda este año], Jeune Afrique et AFP, 12 de enero de 2019, disponible en: https://www.jeuneafrique.com/703721/economie/le-zimbabwe-va-relancer-sa-propre-monnaie-cette-annee.

[17] Ver boletín trimestral del tesoro zimbabuense, disponible en esta dirección http://www.zimtreasury.gov.zw/index.php/resources/downloads/category/16-quarterly-treasury-bulletins.

[18] « Choke relief… IMF, World Bank back Zim’s debt clearance strategy » [Toman un respiro… El FMI y el Banco Mundial respaldan la estrategia de pago de Zimbabue], Chronicle, 11 de octubre de 2018, disponible en: https://www.chronicle.co.zw/choke-relief-imf-world-bank-back-zims-debt-clearance-strategy/.

[19] El «programa de estabilización transitoria» está disponible en esta dirección: https://t792ae.c2.acecdn.net/wp-content/uploads/2018/10/Transitional-Stabilisation-Programme-Final.pdf.

[20] Ver Claude Quémar, « Le FMI met le feu en Haïti, en Guinée, en Egypte … » [El FMI «mete caña» a Haití, Guinea, Egipto…], CADTM, 8 de agosto de 2018, disponible en: http://www.cadtm.org/Le-FMI-met-le-feu-en-Haiti-en-Guinee-en-Egypte-16476.

[21] « Zim will resolve debt crisis : AfDB » [Zimbabue resolverá su crisis de deudas: el Banco Africano de Desarrollo], The Independent, 8 de octubre de 2018, disponible en: https://www.theindependent.co.zw/2018/10/08/zim-will-resolve-debt-crisis-afdb/.

[22] « IMF Executive Board Removes Remedial Measures Applied to Zimbabwe » [La junta ejecutiva del FMI elimina las medidas correctoras aplicadas a Zimbabue], 14 de noviembre de 2016, disponible en:
https://www.imf.org/en/News/Articles/2016/11/14/PR16505-Zimbabwe-IMF-Executive-Board-Removes-Remedial-Measures.

[23] Gerry Rice, director de comunicación del FMI, « Transcript of IMF Press Briefing » [Transcripción de la rueda de prensa del FMI], 20 de septiembre de 2018, disponible en: https://www.imf.org/en/News/Articles/2018/09/20/tr092018-transcript-of-imf-press-briefing.

[24] « L’Afrique du Sud pourrait avoir besoin d’une assistance du FMI, selon la commission nationale de planification » [Sudáfrica podría necesitar la ayuda del FMI, según la comisión nacional de planificación], Ecofin, 2 de octubre de 2018: https://www.agenceecofin.com/finances-publiques/0210-60481-l-afrique-du-sud-pourrait-avoir-besoin-d-une-assistance-du-fmi-selon-la-commission-nationale-de-planification.

[25] « L’Afrique du Sud refuse de prêter de l’argent au Zimbabwe » [Sudáfrica se niega a prestar dinero a Zimbabue], AfricaNews, 21 de enero de 2019, disponible en: http://fr.africanews.com/2019/01/21/l-afrique-du-sud-refuse-de-preter-de-l-argent-au-zimbabwe/.

[26] « Le monde peut aider le Zimbabwe en levant les sanctions, selon le président sud-africain » [El mundo puede ayudar a Zimbabue perdonándole las sanciones, según el presidente sudafricano], SlateAfrique, 22 de enero de 2019, disponible en: http://www.slateafrique.com/926985/le-monde-peut-aider-le-zimbabwe-en-levant-les-sanctions-selon-le-president-sud-africain.

[27] El FMI había aplicado en 1991, bajo el beneplácito de Mugabe, especialmente un plan de ajuste estructural devastador para el país. Estados Unidos y la UE le han aplicado sanciones económicas que han contribuido a consolidar la fragilidad de Zimbabue.

[28] « Zimbabwe : le ministre des Finances « déterminé » à poursuivre les réformes malgré la fronde sociale » [Zimbabue: el ministro de Finanzas está «decidido» a seguir con las reformas a pesar del levantamiento], Jeune Afrique et AFP, 23 janvier 2019, disponible à : https://www.jeuneafrique.com/713585/economie/zimbabwe-le-ministre-des-finances-determine-a-poursuivre-les-reformes-malgre-la-fronde-sociale/.

[29] Victor Bérenger, « Zimbabwe : quelles perspectives pour l’économie après le départ de Robert Mugabe ? » [Zimbabue: ¿qué posibilidades hay para la economía tras la marcha de Robert Mugabe?], Jeune Afrique, 28 de noviembre de 2017, disponible en: https://www.jeuneafrique.com/497238/economie/zimbabwe-quelles-perspectives-pour-leconomie-apres-le-depart-de-robert-mugabe/.

[30] « Zimbabwe : le Parlement renonce à entendre Robert Mugabe sur les milliards évaporés des diamants » [Zimbabue: el Parlamento renuncia a tomar declaración a Robert Mugabe por los miles de millones desaparecidos procedentes de los diamantes], Jeune Afrique et AFP, 12 de junio de 2018, disponible en: https://www.jeuneafrique.com/576686/societe/zimbabwe-le-parlement-renonce-a-entendre-robert-mugabe-sur-les-milliards-evapores-des-diamants/.

 

Fuente: Milan Rivié (28 de enero de 2019). 
"Zimbabwe : Entre non-paiement de la dette, hausse du 
carburant, soulèvement populaire et répression", en CADTM.

Traducido por María Teresa López Bote y 
María Valdunciel Blanco (Universidad de 
Salamanca) para Umoya.
Esta entrada fue publicada en Info, Información, Todas las noticias y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.