Liberar la voz de las mujeres, ese es el objetivo de Denis Mukwege e Inna Shevchenko

El 6 de octubre de 2018, el doctor Denis Mukwege, ganador del Premio Nobel de la Paz, posa para una foto en el Hospital de Panzi en Bukavu, en la provincia de Kivu del Sur (República Democrática del Congo), un día después de haber recibido este prestigioso galardón. Fuente: Alain WANDIMOYI/AFP.

El 6 de octubre de 2018, el doctor Denis Mukwege, ganador del Premio Nobel de la Paz, posa para una foto en el Hospital de Panzi en Bukavu, en la provincia de Kivu del Sur (República Democrática del Congo), un día después de haber recibido este prestigioso galardón. Fuente: Alain WANDIMOYI/AFP.

En su segunda edición, el Global Positive Forum sorprendió al reunir en el mismo debate de apertura a dos personalidades implicadas en la defensa de los derechos de la mujer a nivel mundial: Denis Mukwege, Premio Nobel de la Paz 2018, e Inna Shevchenko, fundadora del movimiento Femen. Ambos defendieron un derecho fundamental de la mujer: la libertad de expresión.

“De entre todos los derechos fundamentales, la libertad de expresión es el más importante. Ningún otro derecho puede siquiera concebirse sin la libertad de expresión”. Con esta poderosa frase, la fundadora del movimiento feminista Femen, Inna Shevchenko, marcó el comienzo de la segunda edición del Global Positive Forum, en presencia del nuevo premio Nobel de la Paz, el ginecólogo obstetra Denis Mukwege.

 

“Crear las condiciones para un mundo mejor”

Bajo el lema ‘Mejorar las condiciones de vida de todos’, estos dos líderes mundiales de la defensa de los derechos de la mujer realizaron intervenciones destacadas en el foro de 2018, celebrado en el Ministerio de Asuntos Exteriores francés.

Una, conocida por las operaciones de “comandos en topless” de las activistas de su movimiento contra la opresión de las mujeres y, otro, por sus operaciones de rescate de mujeres víctimas de violencia sexual, fueron invitados a este foro presentado en septiembre de 2017, con el patrocinio de Emmanuel Macron, cuyo objetivo declarado es “crear las condiciones para un mundo mejor”.

Su propósito es dar voz a todos los actores políticos, económicos y asociativos que “piensan y actúan de forma diferente, en beneficio de las generaciones futuras y del planeta, y llevan a cabo iniciativas positivas”, según su propia definición.

“En Ucrania, las mujeres aprenden desde muy jóvenes quién es el jefe y quién el observador pasivo. Conferencias como la de hoy envían un mensaje muy importante al mundo”, afirmó Inna Shevchenko, haciendo hincapié en la importancia de la escuela y la educación para las niñas.

“En el momento en el que hay segregación, simplemente deja de haber igualdad”, dijo Inna Shevchenko, insistiendo en la necesidad del empoderamiento de la mujer. “La educación tiene un papel importante en cuanto al lugar que ocupan las mujeres en la sociedad, pero es sobre todo lo que sucede después de la escuela lo que se debe analizar. Una mujer no debe preguntarse si tiene derecho a hacer algo, sino qué podría impedírselo”.

 

Denis Mukwege e Inna Shevchenko en perfecta armonía

“Tenemos un remedio contra la violación de los derechos humanos, es el empoderamiento de la mujer”, declaró Inna Shevchenko.

Durante esta defensa de la libertad de las mujeres, el doctor Mukwege estaba en perfecta armonía con la lideresa feminista. “La falta de libertad de expresión es un secuestro: en muchas sociedades, la mujer debe soportar el arquetipo impuesto y dominante. La libertad de expresión se convierte entonces en la forma de alcanzar sus derechos”, dijo el médico más famoso del continente africano.

“Hace diez años, me pedían que me callara cuando hablaba de violencia sexual”, recuerda. “La falta de libertad de expresión de la mujer ha contribuido a perpetuar esta violencia. El Premio Nobel que se me concedió permitió una liberación de la voz”.

Aprendiendo de su trabajo, al que debe el título de ‘reparador de mujeres’, cree que “reconocer el sufrimiento de la mujer es el comienzo de la liberación de su voz. Habrá una transferencia de la vergüenza de la víctima a su agresor, lo cual hasta ahora era totalmente al contrario”.

Mejorar las condiciones de vida de todos, pero sobre todo de las mujeres, es un objetivo alcanzable en todas partes. Nuestro planeta es generoso, pero lo tratamos con dureza, lo que genera desigualdades”, dijo para ser optimista.

 

África: prioridad número uno

Las numerosas intervenciones que siguieron permitieron al comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, focalizar un poco más los objetivos del foro. “Creo firmemente que África debería ser nuestra prioridad número uno. ¿Por qué? Porque África necesita una estrategia global para abordar las causas profundas de su crisis”.

Mensajes que tienen la posibilidad de no quedarse en el aire. “Es un honor para mí poder unirme a ellos para apoyar sus esfuerzos por acelerar la revolución positiva”, escribió Inna Shevchenko en su cuenta de Twitter.

“A lo largo de este foro, hemos aprobado varias iniciativas importantes y concretas (sobre la ecología, la economía y la mejora de las condiciones de vida) que se presentarán en el G-20 el 30 de noviembre y 1 de diciembre”, dijo exultante la lideresa de Femen.

 

Fuente: Alan Chemali (21 de noviembre de 2018). 
"Libérer la parole des femmes, objectif de Denis Mukwege 
et d’Inna Shevchenko", en Franceinfo.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Grandes Lagos, Info, Noticias y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.