En Camerún, secuestrados 79 alumnos en zona anglófona

La gente camina por el mercado de Bamenda el 15 de noviembre de 2017, después de que una bomba casera explotase en la noche del 12 de noviembre. Las autoridades camerunesas impusieron un toque de queda el 8 de noviembre de 2017 y ordenaron el cierre de establecimientos y espacios públicos en la ciudad principal de una región agitada por las tensiones entre la minoría anglófona del país. Cuatro bombas improvisadas explotaron durante la noche del 12 de noviembre, una semana después de que cuatro soldados fuesen asesinados en las dos regiones en las que reside la mayor parte de la minoría anglófona de Camerún. Las autoridades culparon de sus muertes a los “terroristas”. Los anglófonos defienden la secesión de las dos regiones anglófonas, la del Noroeste y la del Sudoeste, de Camerún. Fuente: AFP

La gente camina por el mercado de Bamenda el 15 de noviembre de 2017, después de que una bomba casera explotase en la noche del 12 de noviembre. Las autoridades camerunesas impusieron un toque de queda el 8 de noviembre de 2017 y ordenaron el cierre de establecimientos y espacios públicos en la ciudad principal de una región agitada por las tensiones entre la minoría anglófona del país. Cuatro bombas improvisadas explotaron durante la noche del 12 de noviembre, una semana después de que cuatro soldados fuesen asesinados en las dos regiones en las que reside la mayor parte de la minoría anglófona de Camerún. Las autoridades culparon de sus muertes a los “terroristas”. Los anglófonos defienden la secesión de las dos regiones anglófonas, la del Noroeste y la del Sudoeste, de Camerún. Fuente: AFP

Setenta y nueve alumnos de secundaria fueron secuestrados el pasado lunes 5 de noviembre, en la víspera de la investidura del presidente camerunés, Paul Biya, en Bamenda, capital de la región del noroeste. Se trata del secuestro más importante de esta zona anglófona desde el inicio del conflicto con los grupos armados separatistas.

Además de los alumnos, el director de la Escuela Presbiteriana de Bamenda, un docente y un conductor también fueron secuestrados por hombres armados sin identificar, según indicó a la agencia AFP una fuente del gobierno. “Se han iniciado las operaciones de búsqueda para encontrar a los rehenes, la movilización es total”, añadió la fuente, que realizó una declaración al concluir una reunión de emergencia.

Una fuente cercana al centro y una de las fuerzas de seguridad confirmaron el secuestro de los alumnos. “Las fuerzas de seguridad están controlando el centro. No tenemos acceso”, precisó la primera de ellas.

 

Asesinado el director de un colegio

A finales de 2016, en las dos regiones anglófonas del noroeste y del suroeste se instaló una crisis sociopolítica sin precedentes. Un año más tarde, se convirtió en un conflicto armado. Desde hace varios meses se producen casi a diario enfrentamientos entre el ejército y los separatistas, divididos en grupos esparcidos por la selva ecuatorial.

Los separatistas decretaron un boicot a los centros de enseñanza, ya que consideraban que el sistema educativo francófono margina a los estudiantes anglófonos. Han sido numerosos los ataques de grupos armados a colegios desde el inicio del conflicto. A mediados de octubre, varias fuentes coincidían en que seis alumnos habían sido secuestrados en un ataque a un instituto de Bamenda ‒las autoridades lo habían desmentido-. El día de inicio del curso, a principios de septiembre, el director de un colegio fue asesinado, un profesor fue mutilado y varios institutos fueron atacados.

El conflicto armado se ha intensificado en la región del noroeste tras varios meses de calma, pues durante el verano los enfrentamientos se habían concentrado en la región del suroeste. El 30 de octubre, un misionero estadounidense fue asesinado de un disparo en su vehículo en Bambui, localidad próxima a Bamenda. Se desconocen los motivos del asesinato, pero el Estado acusó a los “terroristas” de ser los causantes de su muerte, mientras que Washington se refirió a un “fuego cruzado”.

 

Más de 300.000 personas han huido

En este conflicto han perdido la vida más de 175 miembros de las fuerzas de defensa y de seguridad de Camerún, así como más de 400 civiles, según las ONG. Por otra parte, más de 300.000 personas han huido de la violencia de la zona, la gran mayoría a la sabana o a grandes ciudades de las regiones vecinas, y otros a Nigeria.

El presidente Paul Biya, de 85 años y en el poder desde 1982, fue reelegido para un séptimo mandato el 7 de octubre con un 71,28 % de los votos. Juró el cargo el 6 de noviembre. En las dos regiones anglófonas, la participación electoral fue muy baja (5 % en el noroeste y 15 % en el suroeste), pero Paul Biya obtuvo en ambas más de dos tercios de los votos emitidos.

 

Fuente: Stany Franck (5 de noviembre de 2018). "Au Cameroun, 
79 élèves enlevés en zone anglophone", en Sacer Info.

Traducido por Ana Afonso Fernández para Umoya.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Info, Noticias y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.