El entrenamiento de comandos de infiltrados entre las líneas del enemigo a cargo del gobierno ruandés

Paul Kagame. Fuente: www.musabyimana.net

Paul Kagame. Fuente: www.musabyimana.net

En un momento en el que se habla de una sucesión de asesinatos que tienen lugar más allá de Ruanda, bajo la actuación silenciosa de los servicios secretos ruandeses, me gustaría compartir con ustedes el siguiente artículo de rabiosa actualidad de Agaculama Mu Ikibunda.

Entrenamiento militar del grupo miliciano ruandés ‘Intoore’ y de emigrados en la diáspora: el surgimiento de un semillero de reclutamiento de agentes de servicios de inteligencia y de acción, infiltrados entre el enemigo, bajo las órdenes del dictador paul kagame.

El pasado 6 de agosto, el criminal Paul Kagame pasó ficha a 569 jóvenes milicianos Intore [Intoore] de su grupo, los cuales ya finalizaron un entrenamiento militar de corta duración y alta intensidad. De entre esos 569 jóvenes, el 24,3 % (es decir, 138) proceden de fuera de Ruanda, la mayoría de Uganda.

La mayoría de este grupo son chicas jóvenes, las cuales han seguido un entrenamiento militar intensivo de 5 semanas en el cuartel de Gabiro. A través de dicho entrenamiento, los participantes han adquirido destrezas sobre manejo de armas, técnicas militares, drill, sobre los principios del combate cuerpo a cuerpo, la extracción de datos, la guerra de la información, en técnicas de construcción de relaciones/confianza.

También han sido adoctrinados en ciencias políticas, impartidas por el partido del Frente Patriótico Ruandés (FPR), quien centra su ideología en torno a la figura del criminal Paul Kagame, al que describen como el nuevo mesías que llegó para salvar Ruanda.

Tras volver a sus países –Uganda o Tanzania, por ejemplo-, estos milicianos infiltrados en el terreno del enemigo se encargan de custodiar y mandar informes con sumo recelo y precaución a sus respectivas embajadas ruandesas, para el departamento de inteligencia.

Imágenes del entrenamiento militar. Fuente: www.musabyimana.net

Imágenes del entrenamiento militar. Fuente: www.musabyimana.net

Es a partir de esta célula de los servicios de inteligencia de la embajada de Ruanda, que el primer secretario de la embajada (todos oficiales que pertenecen a la Armada Patriótica de Ruanda o al Frente Patriótico Ruandés, a menudo con el grado de capitán y de agentes del Directorio de Inteligencia Militar) les dirigirá hacia una célula operativa u otra, dependiendo de su ciudad o zona de residencia.

De entre todos aquellos que finalizan este entrenamiento intensivo, un grupo seleccionado se quedará en la Base Militar de Gabiro y se beneficiará de un entrenamiento complementario para la extracción de información confidencial. Hace poco, Paul Kagame solicitó a todos aquellos ruandeses que vivían en el extranjero en la diáspora que regresasen para formar parte de un entrenamiento militar y de inteligencia.

El entrenamiento destinado al reducido grupo seleccionado para quedarse en Gabiro se centrará sobre todo en la enseñanza de técnicas específicas de eliminación por muerte. Entre dichas destrezas se encuentra el combate intensivo cuerpo a cuerpo; disparo de corto alcance (close quarter shooting); la manipulación de venenos; técnicas de conversación; tortura; vigilancia, técnicas de ejecución (especialmente mediante el uso de la azada – el agafuni)…

Tras seis meses de entrenamiento complementario se liberará al grupo seleccionado. Se habrán transformado en seres sin alma, sin rastro de sentimientos, sin piedad, dispuestos a asesinar en nombre de Paul Kagame y totalmente convertidos en fieras salvajes.

Dicho grupo enviará sus informes directamente al Cuartel General del Directorio de Investigaciones Militares (DMI- Directorate for Military Investigations), a Kimihurura, Ministerio de Defensa. Todos aquellos que hayan acabado su formación y regresen, más allá de las fronteras de Ruanda, reciben grandes sumas de dinero, mediante las cuales puedan crear un negocio u otros proyectos, así como estudios educativos, o la organización de prostíbulos, como medio principal para la recolección de información o la eliminación de enemigos. En otras ocasiones, se les motiva para conseguir un empleo en un puesto estratégico en sus respectivos países de residencia.

Para el criminal Paul Kagame, la clave consiste en disponer siempre de suficientes reclutas, especialmente de los países de los Grandes Lagos de la África Central y de los países de la África Austral o África del Sur.

A pesar de todo, nada detendrá a los ruandeses en su objetivo de dar caza al dictador Paul Kagame. La guerra ya ha comenzado, una guerra de desgaste sin ataques directos, una guerra de infiltración, de información, de reclutamiento y creación de redes militares… hasta la victoria final.

 

Fuente: Gaspard Musabyimana, "Rwanda: entraînement 
des commandos à infiltrer à l’étranger", publicado 
el 31 de agosto de 2018.

Traducido por Elena López Gálvez (Universidad 
de Salamanca) para Umoya.

 

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Grandes Lagos, Info, Noticias, Ruanda y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.