Transporte aéreo africano: ¿un mercado único revitalizará este sector moribundo?

Aeropuerto de Adís Abeba (Etiopía), uno de los más concurridos de África que recibió 8,7 millones de pasajeros en 2016, según el Consejo Internacional de Aeropuertos en África (ACI-Africa). Imagen: Ouestafnew

Estas son las palabras de Amani Abou-Zeid, comisario de Infraestructura y Energía de la Unión Africana (UA), citado en un comunicado de su organización el 22 de enero de 2018: «El lanzamiento de un mercado único permitirá inversiones transfronterizas en materia de producción, pero también de servicios, especialmente del turismo».

El Mercado Único Africano de Transporte Aéreo (SAATM) se lanzó oficialmente durante la 30.ª cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana que tuvo lugar del 22 al 28 de enero de 2018. La iniciativa figura entre los proyectos estrella de la Agenda 2063 de la UA y, para esa fecha, debería estar acompañada de la implantación del pasaporte único africano.

Según Abou-Zeid, aparte de proporcionar una mejor conexión aérea, el mercado único va a favorecer el desarrollo socioeconómico al generar empleo. A este efecto, se espera que se creen 300 000 puestos de trabajo directos y 2 millones indirectos. Actualmente, el sector aéreo da empleo a 8 millones de personas en África. El experto en transporte aéreo Blaise Mané opinó en una entrevista para Ouestafnews que «es una buena iniciativa, siempre y cuando se aplique correctamente».

Liberalismo contra proteccionismo

El SAATM propone la liberalización de un sector marcado por un fuerte proteccionismo que se traduce en multitud de impuestos. Esta liberalización influirá en los precios de los billetes de avión que ahora se consideran exorbitados. Según un estudio del Banco Mundial, las grandes aerolíneas del continente perdieron 800 millones de dólares a lo largo de 2016 debido a medidas proteccionistas.

La idea de liberalizar el transporte aéreo africano nació en 1988 con la adopción de la Declaración de Yamusukro. A esta le siguió, diez años después, la Decisión de Yamusukro (1999), aprobada por la Asamblea de Jefes de Estado y Gobierno de la UA en julio de 2000 en Togo.

En realidad, el SAATM no es más que una aplicación práctica de la Decisión de Yamusukro. Sin embargo, mientras que la Decisión de Yamusukro la firmaron 44 países, hasta el momento solo 23 han firmado el SAATM.

Todos los países de África Occidental excepto Senegal, Guinea-Bissau y Gambia ya se han sumado a este mercado único. El resto de países signatarios son Botswana, Congo, Egipto, Etiopía, Gabón, Kenya, Mozambique, Ruanda, Sudáfrica, Swazilandia y Zimbabwe. Según Blaise Mané, los estados que no han firmado corren el riesgo de que los países signatarios les paguen con la misma moneda.

En un mercado abierto en el que participan casi todos los actores «más vale formar parte del juego que estar excluido», explica Blaise Mané. Según la UA, los 23 países signatarios representan más del 70 % del transporte aéreo intraafricano.

¿Ventajas para los clientes?

Algunos observadores se burlan de que África sea uno de los únicos lugares del mundo donde coger un avión es todavía un lujo. Muchos clientes consideran que los precios son demasiado altos en relación a la calidad del servicio que proponen la mayoría de las aerolíneas. Se espera que SAATM consiga una bajada del precio de los billetes para favorecer la movilidad de los africanos dentro de su propio continente.

En 2016, Carlos Lopes, entonces secretario ejecutivo de la Comisión Económica para África de las Naciones Unidas (CEPA), sostenía que un mercado único es necesario para «favorecer los nuevos logros y permitir que la iniciativa privada se desarrolle; para ello deberán llevarse a cabo profundas reformas a nivel regional y continental». «Solo la liberalización efectiva del transporte aéreo permitirá a largo plazo que el tráfico aumente, que mejore la seguridad y que bajen los precios», subrayaba el secretario ejecutivo de la UNECA, citado en un documento de su organización titulado El transporte aéreo, una de las principales apuestas africanas.

Sin embargo, Blaise Mané explica que la bajada de los precios de los billetes no será «automática» con la política de liberalización que propone el mercado único. El experto senegalés estima que seguirán existiendo situaciones de competencia, que los Estados no renunciarán a sus impuestos y que si las aerolíneas reducen su margen de beneficios corren el riesgo de debilitarse.

África Occidental abandonada

En África Occidental, el sector del transporte aéreo se caracteriza por su falta de dinamismo. En esta parte del continente, el sector sufre una decadencia desde la desaparición de la compañía Air Afrique y, hasta ahora, la mayoría de los países, incluido Nigeria (primera economía de África), apenas pueden establecer aerolíneas viables.

África Occidental se ha convertido en el coto privado de las compañías extranjeras como Royal Air Maroc (Marruecos, que acaba de volver a formar parte de la UA, aún no se ha adherido al mercado único) y, sobre todo, Ethiopian Airlines, que ha sabido expandirse estratégicamente por todo el continente.

Según la información recogida por Ouestafnews, Ethiopian Airlines, que posee la mayoría de las acciones de Asky (una aerolínea privada de carácter panafricano con base en Togo) pretende reforzar su servicio en el oeste del continente y está llevando a cabo negociaciones para dirigir la aerolínea nigerina Arik Air y la compañía aérea nacional de Ghana.

Según la web theatlas.com, que clasifica las aerolíneas en función del número de asientos que ofrecen, las cinco compañías más grandes del continente son Ethiopian Airlines, South African Airways, Royal Air Maroc, Egyptair, y Air Algérie. No obstante, el mercado aéreo africano dispone de un gran margen de mejora. La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) prevé una media de crecimiento del tráfico aéreo anual de un 5,7 % hasta 2034.

Fuente: Ouestafnews, Transport aérien africain : le «marché unique» va-t-il revigorer ce secteur moribond ?, publicado el 25 de enero de 2018.

Traducido para UMOYA por Marta Martínez Grández (USAL).

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Noticias, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *