La reducción del nivel del agua del lago Chad y la rapidez del calentamiento global

Viaje a Chad para ver los problemas del lago y cómo la Comisión de la Cuenca del Lago Chad intenta mejorar la situación

Creditos: Start Loving

Horace G. Campbell; 16 de febrero de 2018
El proyecto de trasvase de agua desde el río Congo hasta el Lago Chad, un plan de inversión que supera la cantidad de 14,5 mil millones de dólares americanos para salvar el lago en sí y la forma de vida de millones de personas que viven en sus alrededores, podría haber sido otra de las razones por las que el líder libio, Muamar el Gadafi, fue asesinado.

Viajar a Chad en enero de este año ha sido uno de los viajes más significativos de toda mi vida. Viajé desde Legón, en Ghana, hasta Abuya en Nigeria, donde pude conseguir el visado para entrar en Chad.

La población de Chad, que se eleva a cerca de 14 millones de ciudadanos, está compuesta por diferentes grupos étnicos con diferentes historias. El Chad de hoy día es uno de los países más militarizados que he visto jamás desde la Uganda de Idi Amin. La oposición al régimen, la cual lleva en el poder desde 1990, se manifiesta mediante formaciones rebeldes, y a veces se les etiqueta de yihadistas. Es más, el gobierno actual buscala legitimidad necesaria entre los diferentes estados imperiales, señalándose a sí mismo como un aliado militar fiable en la guerra del terror.

Estuve en Yamena, la capital de Chad, durante ocho días, en las oficinas de la Comisión de la Cuenca del Lago de Chad (LCBD, por sus siglas en inglés). Esta organización del panafricanismo se fundó en 1964 y hoy día es de gran importancia ya que es el órgano principal interesado en la defensa del lago Chad.

Salvar el lago Chad

El lago Chad ha reducido su nivel de agua, en los últimos 50 años, en un 95%, lo que ha provocado que su masa disminuya de 25000 kilómetros cuadrados a menos de 2000.

Es difícil determinar el daño causado tras esta reducción. Sin embargo, sí se puede afirmar que la forma de vida de los más de 13 millones de personas que viven en las inmediaciones del lago, poblaciones de Camerún, Nigeria, Chad y Níger, se ha visto afectada negativamente por la disminución de los niveles del agua tanto en la tierra de pastoreo para el ganado como en la zona de pesca.

En contraposición a esto, la nueva economía que está surgiendo es la de financiar el crecimiento de los terroristas, así como el negocio antiterrorista. Pude observarlo en persona en Guite, una ciudad en la que una fábrica pesquera se transformaba en una de armamento. Así es como, mientras que casi solo el 10% de la población tiene acceso a la electricidad, la cantidad de dinero invertido en armamento es más elevado. No había visto esos niveles de pobreza desde la guerra en el sur de Sudán.

Las consecuencias de la reducción de los niveles del agua del lago han provocado que muchas comunidades tengan que vivir cerca de los desiertos.

En mi viaje hasta Guite, situada en la orilla sureste del lago, después de cruzar el río Chari, anduve dos kilómetros enteros en los que antes había agua. Incluso vi unos árboles, en los que la gente pone unas marcas para indicar hasta dónde debería llegar el agua para que el abastecimiento sea viable para los ciudadanos.

Una de las especies en peligro de extinción es las vacas nadadoras Kuri, un tipo de ganado que solo puede encontrarse en el lago Chad. En esta ciudad, en esta isla, el nivel de pobreza es notablemente alto. Alrededor del lago podemos ver cómo las tribus nómadas se ven obligadas a irse con sus camellos cada vez más al sur debido al cambio en el clima.

Un viaje de ida y vuelta al lago desde Yamena es suficiente para darse cuenta de cómo está cambiando el paisaje. Como invitado de la LCBC, tuve la suerte de poder ir hasta el lago, que se ha convertido en una zona militar cerrada.

La reducción del nivel del agua ha obligado a muchos jóvenes a irse fuera de la zona y cuando llegan hasta Maiduguri, en el noreste de Nigeria, en la parte del lago dónde Chad se une con Nigeria y Camerún, se convierten en una presa fácil de los actores políticos que financian a BokoHaram, el grupo terrorista de la zona.

El gobierno nigeriano está al tanto de este reto hasta el punto de que el Secretario Ejecutivo de la LCBC es también el encargado de la Fuerza Multinacional Conjunta (cuyas siglas en inglés son MNJTF) contra BokoHaram. Francia está intentando debilitar al MNJTF, además de conspirar para conseguir que el Consejo de Seguridad de la ONU posicioneal MNJTF bajo sus órdenes en el Sahel.

Nuestro proyecto, como el KwameN krumah Chair, es el de entender cómo es el trabajo parasalvar el lago Chad. La LCBC ha estado realizando estudios durante todo este tiempo para determinar la mejor manera de salvar el lago.

Durante más de 40 años ha existido un proyecto para transferir agua, desde el Congo por la República Centroafricanahasta el lago a través del río Chari. Además, el gobierno nigeriano ha financiado un estudio sobre la viabilidad de este trasvase con un coste superior a seis millones de dólares americanos.

En mi viaje a Chad fue dónde aprendí que Gadafi, el antiguo líder libio ejecutado, prometió a los líderes de Chad, Camerún, Níger y Nigeriaque financiaría un proyecto de trasvase de agua si este era viable. Este proyecto consistía en 2400 kilómetros de canales, puentes y presas con un coste superior a 14,5 mil millones de dólares americanos. Además, se incluía la intención de desarrollar una serie de áreas de regadío para cultivos o de ganadería en una zona de entre 50000 a 70000 kilómetros cuadrados en el Sahel, en Chad, en el noreste de Nigeria y en el norte de Camerún y de Níger. Gadafi quería cumplir este proyecto para vincularlo con el Gran Río Artificial, uno de los proyectos de ingeniería más ambiciosos que jamás se han llevado a cabo.

Ahora podemos afirmar que este proyecto fue una más de las razones por las que Gadafi fue destituido. Y lo que, es más, hoy día puedo afirmar con total claridad que, cuando la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, intervino en Libia, bombardearon la fábrica en Breda dónde se estaban construyendo las tuberías para el proyecto del trasvase de agua.

El año pasado, la Agencia Internacional de la Energía Atómica desarrolló una auditoría para determinar la cantidad de agua que había en los acuíferos y afirmó que los planes para el trasvase del agua eran totalmente viables.

El gobierno francés y los intelectuales del centro de investigación del establecimiento de la política militar y extranjera han manifestado que la reducción del nivel del agua en el lago es tan solo un mito. Los intelectuales, financiados por el estado francés, se han opuesto a este proyecto para reforzar el rio Chari, que es la principal fuente natural de agua para el lago Chad. Han engatusado a los burócratas de la República Democrática del Congo alegando que el agua no se puede traspasar ya que causará problemas medioambientales aún mayores, cuando la realidad es que 100000 metros cúbicos de agua fluyen desde el río Congo hasta el Océano Atlántico cada día, y este proyecto para salvar el lago de Chad solo utilizaría un 5% de esa agua “pérdida”. Es más, el sistema de canales se podría aprovechar de los numerosos afluentes del Congo. Así, río abajo a la altura del inicio del río Ubangi, el sistema haría que se regulara el flujo de agua hasta tal punto que permitiría que el río Congo fuera navegable todo el año.

Podrían preguntarme entonces, por qué Francia se opone, y la verdad es que, por el momento no podría darles una respuesta definitiva, o al menos no otra que no sea que se oponen por la misma razón por la que asesinaron a Felix Moumie, el líder nacionalista de Camerún, por la que se opusieron a Patrice Lumumba y por la que organizaron el asesinato de Gadafi. Es allí mayormente en África Central donde el sistema ideado por Jacques Foccar sigue todavía en pie.

Los puntos de apoyo de Francia en la región se están viendo interrumpidos por la aparición de China, lo que está provocando la aparición de actos violentos por toda la zona. Es en este momento cuando es evidente el porqué del plan francés para desestabilizar la República Centroafricana, así como su hipocresía de realizar esa misión con el objetivo de “mantener la paz”. Además, la realidad en esa parte del mundo es que se le proporcionan armas al grupo terrorista Boko Haram.

La empresa Power China

Desde la muerte de Gadafi, China observó el estudio de viabilidad sobre el trasvase del agua, desarrollado por la compañía consultora canadiense CIMA. La empresa PowerChina, la cual construyó la presa de las Tres Gargantas, ha iniciado otro estudio de viabilidad. En 2016 la LCBC firmó un Contrato de Acuerdo con PowerChina por lo que ahora son los que tienen el poder. Francia ha abandonado su oposición pública, aunque han anunciado que desarrollarán otra táctica para oponerse nuevamente al trasvase. Sin embargo, Italia, que luchó por la defensa del proyecto Transaqua hace 40 años mediante la compañía de ingeniería Bonfica, ahora pide unirse al proyecto con China.

La treta de Francia

La situación es, por lo tanto, la siguiente: en un lado, se posicionan el Banco Francés y el Banco Mundial, que se oponen al proyecto del trasvase de agua y a la inversión de mil millones de dólares americanos en el desarrollo de infraestructuras, puentes, canales, presas y estaciones de energía eólica. Por otro lado, los alemanes mantienen una postura ambigua, ya que en ocasiones se posicionan de parte de los franceses y en otras de la de los ecologistas, que se oponen al trasvase de agua argumentando que imposibilitaría el paso de los animales. Y finalmente, están los italianos y los chinos. Estos últimos tienen demasiados recursos de ingeniería tras la construcción de la presa de las Tres Gargantas.

Los líderes políticos de Nigeria, liderados por el presidente Buhari, están impulsando este proyecto ya que creen que las movilizaciones de los llamados «extremistas violentos» están ligadas al desempleo y a la desesperación de cientos de miles de jóvenes. En Nigeria, los pastores están, además, emigrando al sur buscando pastos donde trabajar. La situación ha dado lugar a confrontamientos violentos. En uno de ellos, en enero de 2018, murieron 71 personas.

La región de la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, la República del Níger, Camerún, Chad y Nigeria sufren la desestabilización militar del negocio antiterrorista. Además, he podido observar de cerca como los africanos miembros de la LCBC confrontan el impulso militar del Mando África de Estados Unidos y de Francia.

No cabe duda de que uno de los mayores inconvenientes en Nigeria es la clase social alta y adinerada, que es la que está relacionada con la economía ilegal internacional y se opone a la reconstrucción de Nigeria para el bien común. El individualismo, la codicia y el consumo excesivo son la marca registrada de este grupo de nigerianos.

A finales de febrero de 2018, habrá una reunión en Abuya (Nigeria) donde se debatirán las diferentes opiniones sobre el Lago Chad. Se prevé que la empresa PowerChina sea la primera en aportar o un primer esbozo de los avances del estudio de viabilidad, o la falta de los mismos. Sin embargo, el estudio necesita de la paz en estos países, ya que para que los hidrólogos puedan seguir el camino del agua y sus diferentes afluentes, estos han de tener acceso a zonas rurales. La treta de Francia en la República Centroafricana para combatir el terrorismo provoca que el trabajo sobre la viabilidad del lago Chad no pueda realizarse.

La necesaria voluntad política

Tal y como informé al Secretario Ejecutivo de la LCBC, la única forma de llevar a cabo el estudio es con ayuda de voluntad política, lo que cambiaría por completo la situación en Nigeria. El requisito más importante es la paz en toda la región. Dado que los conservadores se mantienen en su idea de que no existe el calentamiento global, la situación de la Cuenca del Lago Chad ni siquiera se debate. Sin embargo, la verdadera evidencia de la situación se ve reflejada en el poco sustento de la población, el peligro de extinción de la vaca Kuri y la pobreza de las comunidades. La situación provocará consecuencias políticas graves al mismo nivel que las sociales que se están sufriendo ahora.

Hace 20 años, los nigerianos construyeron un sistema de riego por valor de 600 millones de dólares americanos. Sin embargo, una vez acabado el proyecto, no había agua suficiente de los ríos para abastecer el sistema de riego del lago por lo que se está a la espera del reabastecimiento de agua del lago.

Asimismo, les informé de que las asiduas reuniones que mantenían con los contribuyentes conllevarían su ruina. Algunos de los científicos más jóvenes que habían trabajado para el proyecto durante más de 20 años lo entendieron. Entendieron que no se trataba de un proyecto técnico aislado ya que éste afectará al futuro de África. Cada uno de los cuatro gobiernos de la LCBC tiene sus propios medios de militarización y acumulación. Sin embargo, la peor parte se la lleva Chad, donde las perforaciones de petróleo no producen ingreso alguno para el país.

Durante los últimos diez años el Gobierno chadiano ha servido de gendarme para el Oeste del Sahel. Cuando solicitaron dinero a la petrolera Exxon Mobil, pusieron a Chad en la lista de países cuyos ciudadanos no podrían visitar los Estados Unidos. Es por ello que en la actualidad sus ciudadanos sufren la restricción de viaje que la administración de Trump ha impuesto a los musulmanes y las consecuencias del juego que empezaron. Además, los franceses y los americanos consideran que los líderes de estos países son totalmente prescindibles.

En el caso de Camerún, la situación es cada vez más grave. La clase dominante ha estado en el poder cerca de 40 años tratando de consolidar la alianza con Francia tras el asesinato del líder Moumie y la disolución del movimiento Union pour la Paix en Centrafrique. La oposición al régimen se ha regionalizado y se ha manifestado a través de obreros de diferente índole y profesores debido a la represión del gobierno. Los cameruneses anglófonos son los que más sufren el impacto de la represión y sus líderes han sido brutalmente asesinados, encarcelados, perseguidos y acosados tanto dentro como fuera del país. Una parte de estos líderes incluso aboga por la separación.

Aún no hemos tenido contacto directo con estas fuerzas opositoras pero lo que más nos impacta es el resultado de la petición de independencia en Sudán del Sur sin la participación de los obreros oprimidos y los campesinos.

En Níger los franceses se están volviendo cada vez más intransigentes y lo utilizan como precedente para combatir el terrorismo en África. Mientras tanto, aquellos etiquetados como yihadistas reciben apoyo por parte de los franceses al igual que lo tuvieron del Grupo Islámico Combatiente Libio para derrotar a Gadafi. Desde Agadez, la ruta central del comercio de esclavos, a la tumba acuática del Mediterráneo, Estados Unidos ha gastado millones de dólares americanos en la construcción de una base de drones.

Las facciones más conservadoras de las Fuerzas Armadas y del Mando África de Estados Unidos son las que aportan el suficiente material para el apoyo a los franceses que no pueden confrontar el despliegue. Por el contrario, Francia ha de permanecer en Níger debido a que el 80 % de la energía que recibe proviene de las minas de uranio del país y porque pretende salvar el Communauté Financière Africaine (Franco africano), la moneda que unifica los Estados de habla francesa con Francia. El problema aquí reside en que Níger ha ofrecido a China un trabajo conjunto en las minas de petróleo.

El proyecto de Kwame Nkrumah Chair fue creado para comprender las políticas de reconstrucción de la zona y así salvar el lago Chad. El viaje a Yamena y Guite tenía como finalidad formarme sobre el tema y entender de primera mano lo que había estado leyendo sobre ello. Además, fue el futuro del animal Kuri, especie en peligro de extinción, la que me hizo sentir como en casa.

Horace G. Campbell es el distinguido catedrático Kwame Nkrumaho fAfrican Studiesen el Instituto de Estudios Africanos de la Universidad de Ghana. Es el autor del libro Global NATO and the Catastrophic Failure in Libya: Lessons for Africa in the Forging of African Unity.

Fuente: https://www.pambazuka.org/human-security/chad-drying-lake-seeing-global-warming-close

Traducción: Fátima León Medialdea y Nerea García Armentia – Universidad de Salamanca

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Articulos de opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *