Defensor de los derechos humanos congoleño expulsado de Francia por la policía de fronteras

Anafé y CCFD Terre Solidare | 9 de febrero de 2018

El 2 de febrero 2018, la policía de fronteras expulsó a un defensor de derechos humanos congoleño, exiliado en Senegal y llegado a Francia para trabajar con el CCFD-Terre Solidaire, después de dos días de privación de libertad en la zona de espera de Roissy.

Frederic (nombre no auténtico), de nacionalidad congoleña, llegó a París el 31 de enero de 2018. Defensor de derechos humanos en Dakar llegaba a participar en un grupo de trabajo con la Asociación CCFD-Terre Solidaire y otras organizaciones de la Sociedad civil europea sobre el tema del acaparamiento de tierras, financiado por instituciones europeas de desarrollo en RD Congo. Lo llevaron a la zona de espera y luego lo devolvieron a su país de origen dos días después.

Para preparar su viaje de trabajo, Frederic recibió un visado de las autoridades consulares francesas en Dakar el 21 de enero de 2018, previa presentación de su pasaporte. A su llegada al aeropuerto, cumplía con todas las condiciones necesarias para su entrada en el territorio (pasaporte, visado, alojamiento, recursos financieros suficientes, seguros y billete de vuelta). También tenía pruebas de su participación en el grupo de trabajo CCFD-Terre Solidaire del 31 de enero. La policía fronteriza, siguiendo una decisión de las autoridades congoleñas, le denegó la entrada alegando que no poseía documentos de viaje válidos: su pasaporte. Una nota interna emitida por la Dirección Central de la Policía de Fronteras invalida los pasaportes congoleños semi-biométricos para la entrada en el espacio Schengen a partir del 14 de enero de 2018 y ésto, a pesar de que pasaportes sean válidos.

Dado el contexto muy difícil de las libertades civiles en la RDC, la obligación de tener los nuevos pasaportes biométricos puede limitar la capacidad de viajar y la actividad de los actores políticos y de los derechos humanos congoleños opuestos al presidente Kabila.

Bajo tratamiento de un accidente cerebrovascular, Frederic fué mantenido en la Terminal 2E sin medicamentos y sin alimentos, durante casi 10 horas. Al igual que muchas personas, se le denegó información sobre sus derechos cuando se le notificó su negativa de entrada y su estancia en la zona de espera.

Con miedo por las consecuencias de un mantenimiento prolongado e indefenso contra la maquinaria administrativa y policíal, Frederic decidió regresar a Senegal, dos días después de llegar, sin haber sido escuchado por un juez.

El Anafé y CCFD-Terre Solidaire se encuentran preocupados por lo absurdo de las prácticas y procedimientos implementados por el gobierno francés en el marco de los controles migratorios, teniendo como consecuencia la privación de libertad y la expulsión de una persona que deseaba entrar en el espacio Schengen por motivos profesionales.

Contactos de prensa:
Anafé – Laure Palun: 0662497531/0143672752 – palun.laure@anafe.org
CCFD-Terre Solidaire – Sophie Rebours: 0144828064/0761373865 – s.rebours@ccfd-terresolidaire.org

Autor (es): Sophie Rebours

Fuente: URL corta: https://farmlandgrab.org/27849
Publicado en: AFD | DRC | Feronia | Francia

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Noticias, Soberanía alimentaria. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *