La Corte Africana dictamina que Victoire Ingabire no recibió un juicio justo en Ruanda

El tribunal dictaminó que no había negado ni minimizado el genocidio de Ruanda y que su crítica al Gobierno debería haberse permitido como parte de la libertad de expresión que permite la justicia ruandesa.

En 2010, Victoire Ingabire intentó presentarse a la presidencia del Gobierno de Ruanda contra Paul Kagame, pero en lugar de ello, fue a prisión. Finalmente, el Tribunal Supremo de Ruanda le condenó a 15 años por negar el genocidio de 1994 contra los tutsis y por incitar a los ruandeses a rebelarse contra el Gobierno. El 24 de noviembre, la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos dictaminó que Ingabire no recibió un juicio justo, que no había negado ni había minimizado el genocidio de los tutsis y que su crítica al Gobierno debería haberse permitido como parte de la libertad de expresión que permite la justicia ruandesa.

En julio de 2010, varios meses antes de su detención, Ingabire habló conmigo para el programa de radio Women’s International News Gathering Service a pesar de una orden judicial que le obligaba a guardar silencio. El siguiente diálogo es parte de una conversación cuya transcripción completa se publicó en la página web San Francisco Bay View:

Ann Garrison: Con respecto a su detención, su acusación y su juicio, usted ha sido acusada de cuestionar la historia oficial del genocidio de Ruanda, según la cual, en 1994, los hutus extremistas planearon el genocidio de los tutsis y asesinaron a un millón de ellos en 100 días. Sin embargo, muchas veces se habla de «los tutsis y los hutus moderados». ¿Cómo entiende usted el genocidio de Ruanda de 1994 y qué es lo que más le gustaría que el mundo entendiera sobre él?

Victoire Ingabire: En primer lugar, debe saber que mi partido [político] y yo nunca hemos neado el genocidio según lo entiende la ONU, porque la Resolución 955 de la ONU declara que en Ruanda hubo un genocidio contra los ruandeses. Como usted dice, el genocidio fue contra los tutsis y los hutus moderados. No debemos olvidarlo. Sí, hubo un genocidio y todas las personas que se vieron involucradas en él deben comparecer ante los tribunales. Sin embargo, otros ruandeses murieron antes, durante y después del genocidio. Los hutus y los tutsis fueron asesinados. ¿Esto es negar el genocidio? Yo creo que no. Debemos recordar que también se cometieron crímenes contra la humanidad antes y después del genocidio contra los tutsis.

AG: Hay una cosa que parece que es especialmente importante que se entienda: usted decía que las masacres no acabaron tras los famosos cien días, que los asesinatos continuaron después y que, tanto hutus como tutsis, fueron asesinados. ¿Es eso cierto?

VI: Sí, sí. Los asesinatos no acabaron tras 100 días entre abril y julio. Después de este periodo, hubo muchos asesinatos. Además, el FPR ―[el Frente Patriótico Ruandés liderado por el general Paul Kagame]— tomó el poder en julio de 1994. Después de ello, los asesinatos siguieron adelante hasta 1997, cuando asesinaban a gente en el Congo [RDC].

AG: ¿Y usted dice que eran tanto hutus como tutsis que eran percibidos como enemigos del Gobierno?

VI: Sí, desde luego, eran hutus y tutsis porque el FPR, cuando llegaron al país, consideró a los tutsis de Ruanda el enemigo que aceptó colaborar con el Gobierno hutu. El FPR asesinó también a tutsis; no solo a hutus, sino también a tutsis, igual que los hutus extremistas.

AG: Entonces, asesinó a tutsis que se habían quedado [en Ruada] cuando ellos se fueron a Uganda.

VI: Sí, sí. El FPR veía a los tutsis que se quedaron en el país, que trabajaron con el Gobierno hutu, como colaboradores del régimen hutu. Y a la mayoría de ellos se les consideraba enemigos.

Desde el 26 de noviembre, se han comunicado las noticias del dictamen de la Corte Africana a favor de Victoire Ingabire en las páginas web de Jeune Afrique, La Libre Afrique, Radio France International, Dutch publication AD, la edición del África Francesa de Voice of America y las noticias del fin de semana de Pacifica Radio KPFA de EE.UU. Sin embargo, no se han comunicado en Ruanda, donde la prensa está completamente bajo control estatal.

En octubre, cinco miembros del Subcomité de la ONU para la Prevención de la Tortura viajaron a Ruanda para investigar las acusaciones de que el Gobierno era culpable de cometer actos de tortura. Pidieron entrevistar de manera privada y confidencial a Victoire Ingabire y a otros presos, pero el Gobierno ruandés se negó. Los miembros del comité acortaron la visita, ya que la disconformidad de Ruanda no les permitió cumplir sus objetivos.

Por Ann Garrison

Fuente: Pambazuka News, African Court rules that Victoire Ingabire did not receive a fair trial in Rwanda, publicado el 30 de noviembre de 2017.

Traducido para UMOYA por Ana Olarte de Santiago (Universidad de Salamanca).

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Grandes Lagos, Noticias, Ruanda, Victoire Ingabire. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Corte Africana dictamina que Victoire Ingabire no recibió un juicio justo en Ruanda

  1. Pingback: Llamamiento a la Asociación Africana de Abogados para plantear el problema de Victoire Ingabire | UMOYA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.