Camerún: «Siempre debemos dedicar tiempo a estudiar un proyecto antes de lanzarlo»

Casimir Engala ha sido invitado por la Coral de Santo Domingo de la parroquia universitaria de Santo Tomás de Aquino de la ciudad de Duala para dirigir un seminario sobre la organización de proyectos y la elaboración de planes de negocios. Con mucho gusto se ha ofrecido a responder a las preguntas de Afrik.com

Afrik.com: ¿Quién es Casimir Engala?

Casimir Engala: Es un camerunés que, al igual que muchos de sus compatriotas, está motivado por la gran preocupación de contribuir, en la medida de sus posibilidades, en la proyección de su país y en la mejora del bienestar del pueblo. Está convencido de que nada es más importante que las personas, ya que todo debe tener como objetivo lograr su plenitud y, por eso mismo, el Creador decidió situarlas por encima de todas las obras de la Creación. Por tanto, Engala se dedica a trasladar estas convicciones a sus múltiples ocupaciones.

Trabaja como Auditor del Estado de los Servicios de Auditoría Superior del Estado, es especialista en el seguimiento de proyectos, estrategias de empresas y asuntos de finanzas, contabilidad, auditoría y supervisión. Además de su trabajo como auditor para las cuentas de la Presidencia de la República de Camerún, desde hace años enseña en distintas Grandes Escuelas y es asesor de cuentas de numerosas organizaciones públicas y privadas. Por último, pero no por ello menos importante, Casimir Engala es cristiano católico practicante, fiel desde el principio a la parroquia universitaria de Santo Tomás de Aquino.

P: El 28 de octubre de 2017 en la sala St. Albert le Grand (San Alberto Magno) de la parroquia universitaria de Santo Tomás de Aquino de la ciudad de Duala, formó a cerca de un centenar de personas en la organización de proyectos y en la elaboración de planes de negocios. ¿Cuál era el objetivo?

R: Dentro de cada persona existe un emprendedor muy a menudo consciente, pero que se topa con diversos obstáculos, como la dificultad de evaluar sus ideas empresariales y de darles forma progresivamente en el contexto de un proyecto. Muchas veces, los más atrevidos se lanzan de inmediato en cuanto la idea surge. Es un proceso muy valiente, voluntario e incluso voluntarista. Pero también es un proceso muy arriesgado que incrementa exponencialmente, para aquellos que lo eligen, las probabilidades de fracasar, desanimarse y frustrarse.

Por tanto, el objetivo principal de este seminario era sensibilizar a los participantes acerca de la necesidad de evaluar previamente cualquier idea sobre la creación de una empresa o de poner en marcha cualquier iniciativa con vocación emprendedora. «Siempre hay que pensar detenidamente antes de actuar». Otro de los objetivos era transmitir a los participantes diferentes herramientas operacionales, actitudes y aptitudes que les permitieran llevar a cabo de manera exitosa el proceso de darle forma al proyecto a partir de sus ideas.

P: ¿Qué espera de los participantes de este encuentro cuya importancia está más que demostrada?

R: La finalidad de este seminario era hacer que el emprendedor que existe en cada uno de nosotros se manifestase. Afortunadamente, tuve el placer de escuchar a todos los participantes. Algunos son emprendedores en formación y otros, potenciales o en vías de conseguirlo. Por tanto, mi deseo es ver cómo cada participante estructura las acciones y los pensamientos emprendedores para que tomen forma las iniciativas eficaces y permanentes para crear o desarrollar una empresa.

No se trata de ver que nacen tantas empresas como participantes hay en el seminario. Eso sería tan irrealista como ineficaz porque, como hemos visto, una empresa es la fusión armoniosa de varias competencias con el fin de satisfacer la necesidad que hay permanentemente en un mercado. No obstante, si cada uno actúa solo y se encierra en una actitud egocéntrica, la indiscutible sinergia que hay que lograr reconocer, estructurar y construir, no surte efecto. Cada uno se convierte en ofertante pero enfrente no hay demandantes y, por tanto, no hay mercado ni, finalmente, empresa.

Mi mayor deseo es que todos sean conscientes de la fuerza de los demás en la realización de la idea que tienen, en el triunfo del proyecto que quieren construir. En relación con la empresa, se intensifica la capacidad de establecer una red de contactos, de combinar esfuerzos, de crear un grupo y de fomentar el acercamiento. Es fuente de sinergia y abre nuevos horizontes. Los intercambios que tuvimos al comienzo del seminario para romper el hielo fueron muy evocadores en este sentido. Contábamos con participantes con todo tipo de perfiles, competencias y profesiones. Por esta razón proporcionaban verdaderas posibilidades para combinar esfuerzos y para crear una red de contactos. Ante todo, me parece una de las mayores enseñanzas extraídas de este ejercicio que he tenido el honor y el placer de dirigir.

P: ¿Qué siente al finalizar esta celebración?

R: El entusiasmo de unos y otros y su apertura por medio de preguntas y de diferentes contribuciones muestran la pertinencia de la actividad y, si me lo permiten, su éxito. Por tanto, son los organizadores los que merecen todo el reconocimiento por haber sabido identificar un tema oportuno y suscitar gran interés en un público tan variado. Cada participante también tiene el mérito de haber estado presente y de no haberse limitado a asistir, sino de haber participado de manera efectiva en los trabajos. Por mi parte, ha sido un enorme placer haber podido formar parte de este excelente ejercicio. Espero que se realicen más en esta línea.

Emmanuel Batamag

Fuente: Afrik: Cameroun : « Toujours prendre le temps d’étudier le projet qu’on veut lancer », publicado el 14 de noviembre de 2017.

Traducido para UMOYA por Lucía Olmedo León (Universidad de Salamanca).

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Articulos de opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *