Burundi: la Unión Europea concede 95 mil millones para asuntos socio-económicos

En Bujumbura, el viernes 20 de octubre de 2017, Ndihokubwayo Domitien, ministro de Economía burundés, ha firmado una medida de apoyo de 95 millones de euros para financiar acciones para el desarrollo rural y la alimentación, la salud y la energía, con Wolfram Vetter, embajador de la Unión Europea (UE).
Burundi y la UE estaban sumidas en un conflicto abierto con sanciones bilaterales injustas tomadas en 2016 por la UE vis a vis del artículo 96 del Acuerdo de Cotonou. En el mes de mayo de 2017 los parlamentos de la ACP exigieron a la UE que las levantase.

Burundi padeció un fallido golpe de Estado militar el miércoles 13 de mayo de 2015 en el cual estuvieron implicados dos países (*) de la UE: Bélgica y Francia (cf. “fracaso de la Revolución de color en Burundi en 2015”). En el mes de julio de 2015, el diputado belga Louis Michel aprovechó la ocasión para hacer que la UE entrase en el conflicto geopolítico regional de los Grandes Lagos africanos contra China, en el cual su país – Bélgica – estaba enfangado tras el fracaso del cambio de régimen en Burundi. Ese diputado belga propuso una resolución contra las autoridades burundesas que usurpase la soberanía de Burundi (es decir, contraviniendo el Acuerdo de Cotonou que compromete a Burundi y la UE). El conflicto con Bélgica persistió hasta finales del año 2015. Después, en enero 2016, una nutrida delegación de Burundi se desplazó a Bélgica para debatir sin orden ni concierto con vistas a enterrar el hacha de guerra… Una vez que la delegación burundesa y las autoridades belgas se pusieron de acuerdo sobre sus malentendidos y que los burundeses bajaron la guardia aceptando que fuese Bélgica quien les defendiese ante la UE en lo concerniente a las sanciones ligadas al artículo 96 de Cotonou, el diputado belga Louis Michel, maquinador, aprovechó la ocasión para dar la estocada final y hacer que sus amigos diputados del Parlamento Europeo impusiesen unas sanciones injustas a Burundi. Si bien fue este diputado belga (un especulador en los Grandes Lagos africanos) quien se había portado mal vis a vis de Burundi y el Acuerdo de Cotonú.

(*) Antiguos Estados coloniales – el colonialismo es un crimen contra la Humanidad y por lo tanto un crimen que no prescribe. Ninguno de esos países ha sido todavía juzgado en un tribunal internacional por ese crimen contra la Humanidad. Ni se ha producido ninguna indemnización. Numerosas familias de colonos belgas y franceses son actualmente altos directivos de multinacionales que todavía trabajan en la región de los Grandes Lagos africanos. Están en el origen de la inseguridad (causando guerras, golpes de Estado, genocidios, desplazamientos de millones de personas) y de la impunidad en esa misma región de África.

DAM, NY, AGNEWS

Fuente: Burundi AGnews, Burundi : L’Union Européenne accorde 95 Millions EUR pour le socio-économique, publicado el 23 de octubre de 2017.

Traducido para UMOYA por Juan Carlos Figueira.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *