Declaración de Mundemba y declaración de solidaridad con las comunidades de Camerún

SEFE, RADD, CED, GRAIN y WRM | 14 de Abril de 2016 | Otras publicaciones

Los participantes del taller organizado en Mundemba dicen NO a la expansión de las plantaciones de palma aceitera. Foto: JVE- Camerún (Jeunes Volontaires pour l’Environnement Cameroun)

Declaración de solidaridad con las comunidades del departamento de Ndian, en la región sudoeste de Camerún.

Somos 40 participantes reunidos en Mundemba, en Camerún, para participar en un taller internacional sobre las tácticas y estrategias de las empresas de palmas aceiteras, organizado del 28 al 31 de enero de 2016. Venimos desde Camerún, África occidental, África central, Asia y América del Sur, para compartir nuestras historias y para tratar de comprender lo que viven las comunidades locales del departamento de Ndian, en la región sudoeste de Camerún.

Compartimos la preocupación de las comunidades locales ante el creciente interés de las grandes empresas por las tierras comunales que quieren convertir en plantaciones de palma aceitera. Las experiencias compartidas durante el taller por los diferentes participantes, que vienen de numerosos países afectados también por la expansión de las plantaciones o de los países de origen de las empresas implicadas en esta expansión, demuestran los peligros que corren estas comunidades. En Indonesia, las empresas de palma aceitera se han apoderado de manera ilícita y destruido millones de hectáreas de tierras que pertenecen a las comunidades. Gran parte de estas empresas se dirigen ahora a las tierras africanas para crear plantaciones allí. En muchos países africanos, vemos que las empresas descuidan sistemáticamente el cumplimiento de las promesas hechas a las comunidades a las que han despojado de sus tierras, a base de corrupción, sobornos, de mentiras, intimidación y otras tácticas deshonestas.

Gracias a nuestras visitas al terreno en Ndian Town, Fabe, Meangwe Il y en el reasentamiento de Ikondo Kondo, hemos podido ver y escuchar directamente las pruebas de que las tácticas y las estrategias empleadas por las empresas de palma aceitera y las consecuencias catastróficas de las plantaciones que se han producido en otros países son, grosso modo, las mismas en esta parte de Camerún. Hemos sido testigos de que las empresas no han respetado, en esta región, las sentencias de los tribunales a favor de las comunidades o no han cumplido las leyes en materia de protección del medio ambiente y de adquisición de tierras. Nos preocupa enormemente la intimidación y la criminalización de los líderes comunitarios y de los organizadores que se oponen a estos proyectos, como el organizador local del presente taller, la organización SEFE (Struggle to Economize Future Environment), con sede en Mundemba. Hemos podido ver que las empresas no proporcionan los servicios básicos y el apoyo prometido a las comunidades, tales como becas para estudiantes, empleo, granjas comunitarias, puentes y carreteras, tasas (royalties), vivienda, asistencia sanitaria y suministro de agua o de energía. Las empresas no conducen al desarrollo, simplemente generan pobreza, inseguridad alimentaria, conflictos sociales y destrucción del medio ambiente.

Nos conmueve ver los esfuerzos pacíficos de las comunidades y todos aquellos que trabajan con ellas para proteger y conservar el control sobre el uso tradicional de sus tierras, las tierras de las que se han hecho cargo durante generaciones. A pesar de los desafíos y las dificultades a las que deben hacer frente las comunidades de esta región, apreciamos en su justa medida sus esfuerzos para defender sus intereses y reconocemos su valentía. El éxito obtenido por algunas de dichas comunidades al impedir que las empresas ocupen tierras de su territorio reafirma nuestra resolución.

A nosotros, participantes de diversas partes del mundo reunidos en Mundemba para este taller, nos gustaría dar las gracias a las autoridades gubernamentales locales por haber hecho posible este encuentro, garantizando la seguridad de todos los participantes, y nos comprometemos a dar todo el apoyo y solidaridad posible a las comunidades de Ndian en su lucha por defender sus tierras de manera pacífica y sin violencia.

Hecho en Mundemba, el 31 de enero de 2016.

Signatarios de Camerún

Struggle to Economise Future Environment (SEFE), Camerún
Centre pour l’Environnement et le Développement (CED), Camerún
Réseau des acteurs du Développement Durable (RADD), Camerún
SYNAPARCAM, Camerún
Jeunes Volontaires pour l’Environnement, Camerún (JVE- Cameroun)
Réseau de Lutte contre la Faim (RELUFA), Camerún
Environmental Investigation Agency (SEFE, RADD, CED, GRAIN y WRM | 14 de Abril de 2016 | Otras publicacionesEIA), Camerún
Green Development Advocates, Camerún
Nature Cameroon
FUFEDA-Edea, Camerún
Africa Movement Force For Freedom, Camerún
Korup Rainforest Conservation Society, Camerún
Environmental Resources Management and Social Issue Center, Camerún
Chief WANGOE Philp, Fabe, Camerún
Chief Moto Divine, Ndiba, Camerún
Chiel Mbote Patrick Eleli, Menagwe II, Camerún
Chief Okanda Alex, Esoki, Camerún
Chief Orume S. Orume, Mosongiseli, Camerún
Chief Akama Orume, Idibayanga,Camerún
Mosembe Cornelius, Sikam, Camerún
Salvadoe Tambe, Ebanga, Camerún
Cooperative Agropastorale Filles et Femmes, Libamba, Camerún
Colette Um, Camerún
Lotsmart Fonjong, Universidad de Buea, Camerún
Bila Ellem, Bweme, Camerún
Ebokely Martin Esono, Dikome Balue, Camerún
Momene Wilson, Esoki, Camerún
Violet Fokum, IDRC-Universidad de Buea, Camerún
Njuma Leslie, Ndian Town, Camerún
John Arreymbor, Divisional Delegate of Environment, Camerún
Efokoa Charles, Buea, Camerún
Oku Nelvis, Ikoti,Camerún
Okpo wa Namolongo, Lipenja II, Camerún
Gregory Orume, Mosongiseli, Camerún
NGOE Gabriel Iselle, Fabe, Camerún
Prince Akama, Ndian Town, Camerún
Cameroon Ekale Cecilia, Ndian Town, Camerún
Epamba Verine, Meangwe II,Camerún
Njuma Larry, Mundemba, Camerún

Signatarios internacionales

Association pour le Développement Durable et la Protection de lEnvironnement en Guinée (ADAPE), Guinea
ATTAC-Gabon, Gabón
Brainforest, Gabón
Pain pour le prochain, Suiza
Community Forest Watch Network, Nigeria
Environmental Rights Action (ERA), Nigeria
Forum pour la gouvernance et les droits de l’Homme (FGDH), Congo-Brazzaville
GRAIN
Observatoire congolais des droits de l’Homme (OCDH), Congo-Brazzaville
Réseau d’information et d’appui aux ONG nationales (RIAO), Congo-Kinshasa
Alliance Caféière, Congo-Kinshasa
WALHI, Indonesia
World Rainforest Movement (WRM), Uruguay
YETIHO, Costa de Marfil

Declaración de Mudemba: mujeres y expansióDéclaration de Mundemba : femmes et expansion des plantations du palmier à huile et de l’huile de palme industriellen de las plantaciones de palma aceitera y de aceite de palma industrial

Les femmes résistent l'huile de palme industrielle (Photo : JVE-Cameroun)

Mujeres se resisten al aceite de palma industrial (Foto: Jóvenes voluntarios- Camerún)

Considerando que la búsqueda de la dignidad humana constituye un ideal común entre todos los hombres, que la Carta de las Naciones Unidas la proclama en su preámbulo y que la Declaración Universal de los Derechos Humanos elucida sus principios;

Considerando el papel decisivo desempeñado por la mujer en la economía mundial, inscrito en los objetivos de Desarrollo del Milenio;

Considerando el papel que desempeñan las mujeres en las economías locales de cada país;

Considerando el lugar preponderante que ocupa la mujer en el equilibrio de la unidad familiar en el seno de todas las sociedades humanas;

Consciente de que la mujer está siempre a la vanguardia de la lucha contra la pobreza mediante sus múltiples intervenciones, sobre todo en el ámbito de la alimentación y la agricultura;

Nosotras, mujeres líderes de las asociaciones femeninas vecinas de las plantaciones industriales de monocultivo, afectadas por la expansión de estas últimas y sobre todo las de la palma aceitera;

Nosotras, organizaciones nacionales e internacionales comprometidas con la lucha por la defensa de los derechos de las mujeres y de las comunidades locales en África, Europa, América y Asia, firmantes de la presente, reunidas el 27 y 28 de enero de 2016 en Mundemba en la región sudoeste en Camerún.

Después de haber:

  • compartido los testimonios de las dolorosas vivencias cotidianas de las mujeres que viven alrededor y en las plantaciones de monocultivo de palma aceitera de Mundemba y de Camerún y realizado un análisis profundo de las consecuencias, para la mujer y la familia, de la expansión rápida y brutal de los monocultivos promovidos por las multinacionales en las diferentes comunidades locales y nacionales;

  • visto los beneficios en los planos social, económico, medioambiental, cultural y culinario de la palma aceitera tradicional; y

  • realizado un seguimiento de las estrategias y las soluciones que las mujeres víctimas del acaparamiento de tierras y particularmente las vecinas de las plantaciones industriales de palma aceitera han puesto en práctica con vistas a la defensa de sus intereses.

Al constatar que:

  • las explotaciones de monocultivo y particularmente las de palma aceitera:

  • sumen a la mujer vecina de estas plantaciones en un sistema de empobrecimiento creciente y a través de ella, a su familia entera;

  • despojan a las mujeres de las tierras agrícolas fértiles que antes se utilizaban para la agricultura familiar con la que alimentaban a la familia y a la comunidad entera, amenazando así la seguridad y la soberanía alimentaria de las poblaciones afectadas;

  • son una de las causas de la desaparición de numerosas prácticas agrícolas y culturales y, de ese modo, contribuyen a la desaparición de numerosos conocimientos tradicionales y artesanales; haciendo que comunidades enteras se sometan a la dictadura de la sociedad del consumismo por la falta de una autonomía de producción;

  • no pueden alimentar a las familias como lo hacen las explotaciones agrícolas familiares de las mujeres;

  • son una amenaza para el uso sostenible de la biodiversidad y contribuyen a la desaparición de los productos forestales no maderables que son una fuente de ingresos principal para las mujeres, como consecuencia de la destrucción masiva y desenfrenada de los bosques, incrementando así el efecto invernadero y el cambio climático; y

  • conllevan a la desaparición de la palma aceitera tradicional cuyas virtudes tradicionales, medicinales, nutricionales y culturales son valoradas por la mujer para el bien estar de su familia y de la sociedad.

  • la definición de las políticas de gestión de la propiedad y las cesiones de tierras se realiza a veces sin una verdadera implicación de las mujeres afectadas; y

  • los campos de árboles plantados no podrán reemplazar nunca el bosque natural.

Reafirmamos nuestro compromiso de dedicarnos a:

  • la búsqueda y la capitalización de información sobre los casos de abusos y de frustración sufridos por las mujeres de alrededor y en las grandes plantaciones industriales, y particularmente las de palma aceitera, con el fin de elaborar un estudio que se difunda ampliamente;

  • el establecimiento de un marco de acciones y de intercambios de las mujeres comprometidas en las luchas por la defensa de sus intereses alrededor y en los monocultivos de árboles y particularmente el de palma aceitera;

  • el establecimiento de un marco de concertación entre múltiples actores (administración, sector privado, comunidades locales) con representatividad de las mujeres líderes;

  • la creación de un fondo de apoyo a las mujeres víctimas de abusos alrededor y en las plantaciones agroindustriales;

  • el desarrollo de alternativas económicas con las mujeres expoliadas;

  • acciones de incidencia para que haya una mayor implicación de las mujeres en la toma de decisiones sobre cuestiones relacionadas con la tierra;

  • la promoción de la palma aceitera tradicional; la creación de un observatorio de las mujeres sobre las cesiones de tierras a gran escala y el impacto del monocultivo sobre la agricultura familiar;

  • el desarrollo de las capacidades de las mujeres en la defensa de sus intereses para dotarles de herramientas que les permitan resistir a los abusos de todo tipo debidos a la implantación de las agroindustrias; y

  • la elaboración de estudios del marco legal con miras a llevar a cabo actividades de indidencia política destinadas a influir en las reformas legislativas y reglamentarias en los sectores implicados.

RECOMENDAMOS

A los poderes públicos:

  • considerar la problemática de la expansión de la palma aceitera industrial como una de las prioridades nacionales en Camerún y en otros países del mundo donde este árbol crezca naturalmente;

  • definir políticas multisectoriales adaptadas a la situación de la mujer rural afectada por la expansión de la palma aceitera industrial;

  • elaborar reformas legislativas y reglamentarias en los ámbitos implicados en la expansión de la palma aceitera industrial;

A los socios financieros y técnicos:

  • aportar un apoyo multiforme a las acciones realizadas en el marco de la lucha contra la expansión de la palma aceitera industrial;

  • Aprovechar cualquier oportunidad de colaborar con los poderes públicos para introducir la cuestión de la expansión de palma aceitera industrial; y

  • apoyar toda iniciativa de mujeres destinada al fomento de la palma aceitera tradicional para garantizar la subsistencia de las familias que viven en zonas rurales.

A las ONG y a las organizaciones campesinas locales e internacionales:

  • colaborar en la lucha contra la expansión de la palma aceitera industrial emprendida por las mujeres;

  • presionar para que se de prioridad a la búsqueda de soluciones claras, eficaces y adaptadas al problema de la expansión de la palma aceitera industrial; yDéclaration de Mundemba : femmes et expansion des plantations du palmier à huile et de l’huile de palme industrielle

  • fortalecer la capacidad de las mujeres para que puedan encabezar mejor esta lucha relacionada con la expansión de la palma aceitera industrial.

A las mujeres:t

  • tomar la iniciativa para encabezar la lucha relacionada con la expansión de la palma aceitera industrial;

  • organizarse en asociaciones y redes en todos los niveles, local, nacional, subregional, regional e internacional, para ser más fuertes; y

  • denunciar toda forma de violación de sus derechos relacionada con la expansión de palma aceitera industrial.

Hecho en Mundemba, el jueves, 28 de enero de 2016.SEFE, RADD, CED, GRAIN y WRM | 14 de Abril de 2016 | Otras publicaciones

Signatarios

RELUFA, Yaundé (Camerún)
BACUDA, Kribi (Camerún)
ERA/FOE-Nigeria
FERAFCAM, Camerún
CAFIFEL,Camerún
OCDH, Congo
Brainforest-Gabon
Pain pour le prochain, Suiza
SEFE, Camerún
Green Development Advocates, Camerún
Struggle to Economize Future Environment-SEFE, Camerún
Social Centre, Mundemba, Camerún
CED-CAMEROUN
SFDD, Camerún
ADAPE, Conakry, Guinea
GRAIN
JJFE, Camerún
Universidad de Buea, Camerún
World Rainforest Movement (WRM)
FUFEDA, Camerún
Alliance Dame Active de Batschenga (DABA)

https://www.grain.org/fr/article/entries/5431-declaration-de-mundemba-et-declaration-de-solidarite-avec-les-communautes-du-cameroun

SEFE, RADD, CED, GRAIN y WRM | 14 de Abril de 2016 | Otras publicaciones

Traducido por Celia Pérez Guiberteau (USAL)

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Articulos de opinión. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Declaración de Mundemba y declaración de solidaridad con las comunidades de Camerún

  1. Pingback: Una industria sobre los hombros de las mujeres: la brecha de género en la industria del aceite de palma – Carro de combate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.