La Democracia bajo custodia de Ruanda: Informe de la FIDH

El informe publicado recientemente por la FIDH realiza un amargo balance con respecto a la situación sociopolítica de Ruanda. Todos los sectores de la vida nacional están en manos de una dictadura que actúa a su antojo sin tener en cuenta los intereses de la población. Los problemas que señala la FIDH dicen mucho acerca del calvario que vive el pueblo ruandés.

Algunos aspectos destacados del informe:

  • Políticas agrícolas impuestas sin diálogo previo con la población y que han causado hambrunas crónicas.
  • Un plan de urbanización y de ordenación territorial impuesto a marchas forzadas.
  • Opacidad en la gestión de los bienes públicos.
  • El paisaje político ruandés: 23 años de acoso y represión a la oposición.
  • 1994-2017: 23 años de supremacía política del FPR marcados por un golpe de estado constitucional en 2015.
  • Una campaña electoral que termina por limitar el resultado de las elecciones del 4 de agosto de 2017.
  • Una sociedad civil debilitada y reducida al silencio: intervención y toma de control de organizaciones nacionales que pertenecen a la sociedad civil.
  • Ataques, acoso y represión contra los defensores de los derechos humanos
    medios de comunicación silenciados.

El siguiente fragmento introductorio permite hacerse una idea del contenido general del informe:

“Varias organizaciones para la defensa de los derechos humanos han podido documentar y denunciar graves violaciones de los mismos cometidas en el marco de la gestión de las políticas económicas, especialmente en materia agrícola, de organización del territorio y de gestión de bienes públicos. La usencia de un dialogo verdadero e inclusivo, así como la presencia de desigualdades en el reparto de la riqueza, han provocado una fuerte opacidad dentro de los procesos económicos establecidos; asimismo han dado lugar a un crecimiento de las desigualdades económicas y sociales entre la clase elitista de la población ruandesa, que claramente se aprovecha del dividendo económico del país, y las clases populares que sufren los nefastos efectos y daños colaterales de este afán de crecimiento económico.

[…] La represión del régimen se sigue cerniendo sistemáticamente sobre toda voz contestataria, considerada como ‘enemigo de la nación’. A los partidos políticos de la oposición y a los medios de comunicación se les ha silenciado casi por completo y ninguna organización independiente de defensa de los derechos humanos posee capacidad para operar. En lo que se refiere a los medios de comunicación, Reporteros sin Fronteras declara, sin rodeos, que ‘la censura y la autocensura reinan en Ruanda’, país situado en el puesto 159 (de 180) dentro de Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2017.
En cuanto a la oposición política y la sociedad civil, las autoridades ruandesas se esfuerzan desde hace años para hacer callar y sancionar toda oposición al poder: prohibición de partidos políticos en la oposición, represión y acoso contra los opositores políticos, presión sobre las ONG y control de las mismas, violaciones graves de los derechos humanos de sus defensores lo que les impide llevar a cabo su trabajo e incluso les condena al exilio, etc.
En 2015, la FIDH alertó de que ‘ya no hay ONG independientes dedicadas a la defensa de los derechos humanos en Ruanda’; esta afirmación se produjo ante la toma de control de la Liga ruandesa para la promoción y defensa de los derechos humanos (LIPRODHOR), organización miembro de la FIDH, y el acoso judicial que sufrieron continuamente los miembros de la misma. […]

En definitiva, si tenemos en cuenta la deriva autoritaria del régimen actual y la represión sistemática ante cualquier tipo de oposición, la FIDH expresa su viva preocupación en lo que se refiere al respeto y la protección de los derechos humanos, así como de las libertades fundamentales en Ruanda.”

Informe completo: LA DÉMOCRATIE MISE SOUS TUTELLE AU RWANDA. COMMENT LE FPR PÉRENNISE SA CONFISCATION DU POUVOIR ET L’ACCAPAREMENT DES RICHESSES

por Gaspard Musabyimana

Fuente: Blog del autor: Musabyimana, LA DÉMOCRATIE MISE SOUS TUTELLE AU RWANDA :RAPPORT DE LA FIDH. Publicado el 9 de agosto de 2017.

Traducido para UMOYA por Edurne Gil.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Articulos de opinión, Grandes Lagos, Noticias, Ruanda. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *