Proceso de “Bienes mal adquiridos”: piden para Teodorin Obiang 3 años de cárcel y 30 millones de euros de multa

Como se esperaba: el fiscal general financiero estimó, el miércoles 5 de julio, que Teodoro Nguema Obiang Mangue es culpable de blanquear dinero en Francia. Se requiere al hijo del presidente de Guinea Ecuatorial Teodoro Obiang Mbasego, 5 años de cárcel y 30 millones de euros de multa, además de la confiscación de todos los bienes que se le han incautado.

“Hay pruebas suficientes para condenar, en un dossier que se caracteriza por su simplicidad”, indicó el fiscal al tribunal, que seguirá, o no, su requerimiento. Añadió que se trata de la “sombra del presidente” que sería sobre todo “El hijo de su padre”: “Para mí, no hay lugar para la inocencia.

“Hay que dejar a un lado las disputas entre los partidarios de un proceso histórico y los que gritan que esto es un proceso político, deben juzgar unicamente sobre el derecho, sobre la base de un dossier en el que los elementos, para mí, están están suficientemente claros”, prosiguió, añadiendo que “el señor Nguema ha creido que puede pisotear la justicia francesa. Espero que pronto, no lo crea más”.

“Pequeño rey Ubu de carnaval y casino”

Mientras que el tribunal acababa de rechazar, como se esperaba, la cuestión prioritaria de la constitucionalidad, por considerarlo “No suficientemente grave”, la parte civil, compuesta por la Coalición para la Restauración de la Democracia en Guinea Ecuatorial (CORED) y por Transparency International France, había declarado previamente contra el hombre al que llamó “Campeón del blanqueo” y “Pequeño rey Ubu de carnaval y casino”.

“En este caso, no hay más que evidencias. Una de ellas es que el acusado es riquísimo y su pueblo es mayoritariamente muy pobre”, declaró Jean-Pierre Spitzer, el abogado de CORED, al denunciar las cortinas de humo desplegadas por la defensa y, en particular, la llegada de Simon Mann, “Un mercenario a sueldo de los Obiang”, a la barandilla del tribunal.

En este caso no hay más que evidencias

“Como el partido comunista de la URSS, la familia Obiang es el gobierno paralelo que dirige realmente un régimen de fachada. Hay que mirar más allá de la superficie. La evidencia salta a la vista: los bienes ilícitos han sido mal adquiridos”, continuó, reclamando 400.000 euros en daños y perjuicios en favor de la CORED y de los 19 partidos que la componen.

Una decisión que “permanecerá como una obra para la humanidad”

“La corrupción es el arma de la mediocridad que abunda, y se siente por todas partes”, lanzó en su turno el William Bourdon, abogado de Transparency Internacional Francia, citando a Cicerón. “Es un orgullo ver que Francia acoge el primer proceso de un cleptócrata que se ha enriquecido en detrimento de su pueblo”, añadió, esperando que el soglo XXI sea el siglo de la intolerancia de los pueblos frente a los poderosos que deberían ser los más responsables”.

Van a tomar una decisión que honrará a Francia y a ustedes mismos

“Se nos ha reprochado ser una justicia racista, pero es una oleada siniestra, símbolo de la estrategia que han utilizado tano Hissène Habré como Milosevic. Es el ADN de los principales ciminales de sangre” dijo William Bourdon, “porque los crímenes de dinero llevan a los crímenes violentos”. Definiéndose como “un abogado comprometido” frente a los ventrílocuos de desastres”, y descartando las acusaciones venidas del testimonio de Simon Mann “un perro de la guerra que ha venido a verter calumnias”, agregó antes de instar al tribunal a tomar una decisión “para la humanidad”.

Después de haberse dirigido a Teodoro Nguema Obiang Mangue, “el acusado fantasma”, William Bourdon se dirigió al tribunal por última vez: “Van a tomar una decisión que será un honor para Francia y para ustedes mismos. Será sin duda vilipendiada por algunos, puede que quemada en alguna plaza pública, pero permanecerá como una obra por la humanidad. ¡Estén orgullosos de ello!”.

Después, el turno de la defensa

La defensa de William Bourdon, que principalmente había dejado en ridículo el fallo de absolución pronunciado en Malabo, había provocado la ira de los partidarios del acusado. Entre ellos, el embajador de Guinea Ecuatorial en Francia. “¡La justicia francesa no es superior a la justicia ecuatoguineana!”, intervino el diplomático, presente en la audiencia del 5 de julio. Durante una suspensión de la vista que precedió a la petición del fiscal, el diplom´tico criticó el “odio” del abogado francés contra Guinea Ecuatorial.

¡Francia no es superior a Guinea Ecuatorial!

La defensa de Teodoro Nguema Obiang Mangue, compuesta por Tomo Emmanuel Marsigny y por Thierry Marembert, a su vez, el día 6 de julio, tiene el turno de intentar convencer al tribunal para que deje en libertad a su cliente. Como reacción a la petición del fiscal, al final de la vista dl día 5 de julio, ya se pronunciaron y criticaron el proceso por considerarlo político, como viene haciendo desde hace semanas.

“En ningún momento hemos oído hablar de hechos. Se ha juzgado a Guinea Ecuatorial a la que se ha calificado de dictadura. No en base al derecho sino en base a la política”, declaró un abogado de la defensa, cuando la sesión se acababa de levantar.

¿Hacia una apelación?

Después de haber sido acusado de haber multiplicado los “turnos de juego de magia”, las “maniobras dilatorias” y las “vulgares cantinelas”, la defensa debería enseñar sus últimas cartas, al menos en esta primera ronda. Porque, sin duda, al salir de la sala de lo penal 32, del tribunal de París, si la jueza debe pronunciar una condena de Teodoro Nguema Obiang Mangue, la defensa apelará de inmediato.

La obstinación del acusado al menos asegura a sus abogados un mañana

De ahí los comentarios irónicos de William Bourdin: “Laobstinación del acusado, al menos asegura un mañana a sus abogados”. Y el fiscal ironizó también: “Finalmente, este proceso también habrá resultado beneficioso para el acusado. Gracias a él, ha sido ascendido de vicepresidente segundo a primero”. No le queda más que una posibilidad: el puesto del presidente. Su padre puede estar más nervioso por lo que se hace de este lado que sobre los supuestos grupos sediciosos que pretenden derrocarle”.

“Soy el abogado de un león”, se sentia hace unos días Sergio Tomo, al hablar de su cliente Teodorín Nguema Obiang. Sin duda, será necesaria toda la agresividad de una fiera y toda la astucia del mundo para revertir la situación de este último. Aunque no se haya presentado en la sala y que continúe disfrutando de su libertad de movimiento y palabra, obviamente “Teodorín” jamás había estado tan acorralado.

Traducido por el equipo de redacción de Umoya.

Fuente: Actu Niger, Procès des « biens mal acquis » : 3 ans d’emprisonnement et 30 millions d’euros d’amende requis contre Teodorín Obiang, publicado el 5 de julio de 2017.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *