Senegal: 10.000 hect√°reas de tierras agr√≠colas vendidas por 2 mil millones de francos CFA …!

Anas Safrioui, dirigente del grupo marroquí ADDOHA

Para la gente de Futa Toro, en el Norte de Senegal, la p√≠ldora es dif√≠cil de pasar. El ejecutivo dijo que hab√≠a firmado con el grupo marroqu√≠ ADDOHA, dirigido por el multimillonario Anas Safrioui, un contrato de arrendamiento por 40 a√Īos de 10 000 hect√°reas de tierras agr√≠colas en los municipios de Dodel y Demette.

La noticia puede parecer trivial, si la cantidad de la transacción no fuera anormalmente baja. El industrial marroquí, solamente tendrá que desembolsar 2 mil millones de francos CFA. Una cantidad que indigna y además tiene cargos de acaparamiento de tierras.
Las tierras arrendadas, para su uso de producción de arroz, muchos observadores también se cuestionan si con una transferencia tal, el gobierno ha fijado el objetivo de lograr la autosuficiencia en arroz en 2018.

Souha Touré

Fouta: 10 000 hectáreas otorgadas al grupo marroquí ADDOHA
Teniendo, obviamente, el viento en sus velas, las autoridades de Senegal y muchos de baraka, Grupo ADDOHA, marroqu√≠ operador de bienes, logr√≥ que se asignaran 10.000 hect√°reas de tierra a los municipios de Dodel y D√©mette en Podor . Para calificar este contrato que durar√° m√°s de 40 a√Īos para un proyecto de arroz, los marroqu√≠es no necesitan romper el banco, especialmente si se conforman a poner sobre la mesa 2 billones $. Ya, una ola de protestas comenz√≥ a brotar en la zona donde se proclaman las ventas de tierra.
Los marroquíes toman posesión de una parte del valle del río, por medio de ADDOHA, conocido en el sector inmobiliario del Reino de Marruecos como una hermosa reserva de suelo, en los municipios de Dodel y Démette. De hecho, en estas dos comunidades locales de Podor, la sociedad inmobiliaria marroquí está dotada con 10.000 hectáreas para un proyecto de arroz que se extiende hasta Dodel Dara Halaybé Démette. Las 8.500 hectáreas fueron vendidas por el municipio de Dodel, dirigido por Thierno Mamadou Bassirou Sall, mientras que el resto, 1500 se encuentran en el perímetro comunal Démette, presidido por Abdoulaye.
Fuentes muy bien informadas, “El As” ha aprendido que esta gran extensi√≥n de tierra hab√≠a sido cedida casi gratuitamente, adquirida por el s√≥lo 2 mil millones de francos CFA. La zona llevar√° a cabo su proyecto de arroz. Por supuesto, la viabilidad de este proyecto se refiere en gran medida a muchos observadores que siguen de cerca este asunto. Su preocupaci√≥n se deriva del hecho de que ADDOHA es nueva en el campo de la agricultura. No conoce ninguna experiencia probada en la agricultura. Ha construido su reputaci√≥n en el sector inmobiliario. De ah√≠ la preocupaci√≥n leg√≠tima (?) de los encuestados que consideran enorme la superficie disponible para una nueva aventura. “Hubiera sido mejor empezar con algo menor” susurra una persona de la localidad. Otro signo de baraka de los marroqu√≠es sobre la tierra: consiguieron un arrendamiento por 40 a√Īos.
Teniendo en cuenta todos estos factores particularmente ventajosos para los promotores del Reino de Marruecos, una ola de protestas comenz√≥ gradualmente y aument√≥ en la zona para informar sobre una ola enorme de ventas de tierras. Sin embargo, confiando en nuestras fuentes, las autoridades municipales de D√©mette, conscientes de la naturaleza sensible del caso, obtuvieron todos los requisitos previos para evitar la ira de la gente. Para ello, se han organizado consultas entre el Ayuntamiento, las personas y los propietarios pueden decidir libremente sobre el tema. Sin embargo, la cantidad insignificante de la compensaci√≥n financiera y el enorme tama√Īo del sitio, con un alquiler a largo plazo, tiene alguna queja ind√≠gena. El √ļnico peque√Īo premio de consolaci√≥n de la poblaci√≥n es de 2.000 hect√°reas que los marroqu√≠es se han comprometido a desarrollar y poner a disposici√≥n de ellos
Traducido del frances para AEFJN Madrid
Fuente: Agencia de Economía y Finanzas
URL : http://farmlandgrab.org/27077

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en Soberanía alimentaria. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *