Alcanzar la igualdad de género en África mediante la población joven

La juventud tiene un gran potencial para fomentar la igualdad de género en África, ya que no ha sido abrumada por los estereotipos de género y el patriarcado. El mayor valor del conocimiento y de la formación de los hombres y mujeres jóvenes radica en que impulsar la igualdad de género equivale a crear una nueva generación de activistas capaz de cambiar la forma de entender y sentir las injusticias históricas y actuales contra las mujeres para repararlas.

A pesar del notable progreso en las relaciones entre géneros a nivel mundial, la desigualdad de género y las luchas de poder dejan a las mujeres y a las niñas en una situación de desventaja. Las mujeres siguen teniendo que hacer frente a numerosas barreras de discriminación económica, política y social. A pesar de que el techo de cristal cada vez es más frágil, las mujeres siguen teniendo dificultad para romperlo y acceder a posiciones de liderazgo. [i] Estas dificultades se perpetúan en todos los niveles: en el frente doméstico, en el laboral y en el conjunto de la sociedad. Las mujeres están más y más sobrecargadas con la creciente acumulación de responsabilidades laborales y domésticas. Para agravar la situación, en muchos contextos la violencia de género es común y, a la vez, desconocida.

El movimiento de género dispone de una cantidad limitada de juventud comprometida: cada vez hay menos caras nuevas jóvenes que impulsen el programa. A medida que el movimiento de género logra avances y establece precedentes, el compromiso de la juventud es fundamental para seguir avanzando y, de hecho, la sostenibilidad de los logros del movimiento dependerá del mismo. La juventud [ii] africana es el mayor sector demográfico: suma en torno al 70% [iii] de la población total del continente. Esto tiene consecuencias importantes en la economía, la política, la paz y la vida social y cultural. Además, también contribuirá significativamente de forma positiva a la igualdad de género.

No se debe sobreestimar el papel de la juventud a la hora de promover la igualdad de género. La juventud –al ser parte de la igualdad de género, así como la mayor beneficiaria de esta– debería encabezar el avance y el progreso de la igualdad. Los hombres y mujeres jóvenes cuentan con el entusiasmo para acabar con los estereotipos, las prácticas discriminatorias y las luchas de poder que se manifiestan como prácticas de desigualdad. Los y las jóvenes tienen la capacidad de desafiar los estereotipos y el patriarcado, así como de dar con soluciones que acaben con sistemas anticuados y prácticas que obstaculicen la igualdad de género. Se ha de aprovechar la «masa de población joven» para conseguir la igualdad y se debe empoderar para promoverla.

Esta contribución examina el papel de la juventud a la hora de promover la igualdad de género en África. Sostiene que los y las jóvenes tienen el mayor potencial para impulsar y fomentar la igualdad, debido a que no se encuentran sobrecargados por los estereotipos de género y el patriarcado. Sugiere además que el mayor valor de entendimiento y la educación de la juventud para promover la igualdad de género establecerán una nueva generación de activistas a favor de ésta que puedan cambiar la forma de pensar, de sentir y de actuar, y, de ese modo, poder compensar las injusticias históricas cometidas hacia las mujeres, llegando así a ser ciudadanos y ciudadanas conscientes. El documento comienza trazando la relación entre el género y la juventud en África. Después, concluye con sugerencias acerca de métodos prácticos mediante los que aprovechar la población joven para fomentar la igualdad de género.

Movimientos juveniles y de género en África

Las normas jurídicas internacionales definen el alcance y los parámetros dentro de los cuales se aborda la igualdad de género a nivel mundial. La Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés) [iv] hace un llamamiento a los países que han ratificado la convención para promover la igualdad de género y acabar con cualquier tipo de discriminación en contra de mujeres y niñas. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (ADS) [v] y la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas [vi] pueden destacarse como imprescindibles para abordar la igualdad de género a nivel mundial en relación con el desarrollo, la paz y la seguridad. [vii]

A nivel regional, uno de los instrumentos legales más completos en lo relativo a las mujeres es el Protocolo para la Carta Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos, sobre los derechos de las mujeres en África, comúnmente conocido como el Protocolo de Maputo. [viii] Se trata de un instrumento con visión de futuro para la promoción y protección de los derechos de mujeres y niñas en África. La Agenda 2063 de la Unión Africana (UA), [ix] que representa los sueños y aspiraciones del continente, sitúa la igualdad de género bien arriba en su lista de prioridades. La Declaración Solemne sobre la Igualdad de Género en África [x], así como la Política de Género de la UA, son importantes a la hora de agotar la definición del alcance de la igualdad de género en África.

Todos estos aparatos –a nivel regional, nacional y mundial– han contribuido notablemente al avance de la igualdad de género en África dentro de los Estados Miembros de la Unión Africana (UA). Sin embargo, a pesar de contar con elevados instrumentos jurídicos y políticas sobre igualdad de género, la realidad lleva a un panorama más bien sombrío. Aunque se ha dado un progreso sin duda considerable en lo que se refiere a la igualdad, también existe un retroceso en algunos países africanos, así como deficiencias que exigen un cambio en el modelo. Una de las lecciones más importantes es la necesidad de ser consciente de la importancia de hacer que la gente joven se comprometa con las campañas de igualdad de género.

Tal vez las dos preguntas más importantes que hay que abordar son las de por qué la juventud es la mejor posible agente a la hora de promover la igualdad en África y por qué ella misma ha de reconocer la importancia de la igualdad de género. La juventud tiene el potencial para llevar el movimiento de género al siguiente nivel: puede compensar las injusticias históricas sufridas por las mujeres. La gente joven es elocuente, es franca en lo referido a temas que afectan tanto a ella como a los demás. Como parte de la sociedad, los estereotipos y el patriarcado pueden pesar también sobre la juventud –pero siempre se encuentra por encima de la media y puede desafiar las normas, acabar con estereotipos y actitudes patriarcales mediante un cambio completo de la narrativa. Más importante aún, es capaz de practicar lo que predica y puede comenzar a trabajar por sí misma.

Los y las jóvenes necesitan comprender que la igualdad de género es tanto deliberada, como inconsciente –se manifiesta como una lucha existente de poder; se filtra en todos los aspectos de la vida, como políticas, directrices, presupuestos, recursos, hasta la cultura institucional y el comportamiento humano. La igualdad de género ni termina en la oficina, ni permanece en el hogar: pasa por todos los aspectos de nuestras vidas. [i] [xii] Lógicamente, lo que más le conviene a los y las jóvenes es encabezar la igualdad de género, ya que sea cual sea el logro conseguido, sin la igualdad de género será algo frívolo, mientras que la igualdad tendrá como consecuencia una experiencia vital radicalmente diferente y mucho mejor para ellos mismos, sus familias y sus comunidades.

Estableciendo el vínculo ahora y en el futuro

Como son el estrato demográfico más amplio de África, la gente joven debería estar involucrada en cualquier conversación o iniciativa que aborde la desigualdad de género. A la hora de crear el vínculo entre el género y la juventud, se ha de tener en cuenta una serie de consideraciones. Los y las jóvenes forman un grupo muy heterogéneo, en el que difieren su religión, su idioma y sus habilidades – de hecho, no todos tienen facilidad para manejar la tecnología, ni acceso a ella. Una gran parte de la juventud africana habita en zonas rurales y cuenta con necesidades notablemente diferentes a las de quienes residen en zonas urbanas. Son diferentes en lo relativo a la edad, el sexo, la cultura, la lengua, la religión, la educación o las discapacidades, entre otros aspectos. Toda esa variedad social y cultural crea niveles de clasificación que dan lugar a diferencias a la hora de trabajar con la juventud.

En segundo lugar, la categoría «juventud» se aborda desde un punto de vista masculino, ya que generalmente equivale a un sinónimo de juventud masculina. La gente joven comete el mismo error constante en lo relativo al género –lo suele malinterpretar pensando que se trata de «un asunto de mujeres». El compromiso de la juventud con un punto de vista neutro en lo referido al género es indispensable a la hora de conseguir los futuros logros en el movimiento de la igualdad.

Los y las jóvenes son las «sirenas» de nuestros países – cada vez más, ponen los pies en la tierra y toman la iniciativa para destacar problemas que conciernen a la mayoría de países africanos. Se hacen oír a pesar de las graves deficiencias y crean movimientos que se convierten en revoluciones – desde Túnez hasta Burkina Faso, Camerún, Burundi, Sudáfrica y Etiopía. [xiii]

La lucha por la igualdad de género puede beneficiarse de su aliento y sus ideas innovadoras. La igualdad está desgastada y, en muchas ocasiones, malentendida, incluso entre profesionales del desarrollo y funcionariado. Sin embargo, puede revitalizarse si conseguimos que los y las jóvenes se impliquen y si hacemos que esté presente en el día a día de las personas.

¿Cómo involucrar a la juventud?

La pregunta recurrente a la que este texto intenta dar respuesta consiste en cómo involucrar a los y las jóvenes para que se interesen por la igualdad de género en África. Al mismo tiempo que es necesario incluir a las mujeres jóvenes y a las niñas para su participación, también es fundamental que exista una reorientación paradigmática que se centre en analizar y crear una estrategia que haga que el movimiento y sus iniciativas sean inclusivos y se orienten hacia la juventud.

En primer lugar, hay que incentivarla y crear en ella un sentimiento de propiedad con una igualdad de género personal que se practique en el día a día. [XIV] Debemos capacitar a la juventud en la igualdad de género y en su importancia, elaborar programas, ofrecer oportunidades y crear posiciones de liderazgo que estén ocupadas por jóvenes.

En segundo lugar, es fundamental impulsar la participación de los hombres y los jóvenes. Se han realizado esfuerzos considerables, pero todavía queda un camino por recorrer. Se necesita una generación de hombres que estén convencidos de la importancia de la igualdad de género y del empoderamiento.

En tercer lugar, es indispensable promover iniciativas que fomenten la igualdad de género entre la juventud. En la sexagésima sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW por sus siglas en inglés), la organización de mujeres intergubernamental más importante, se trató sobre la juventud por primera vez en un pre-foro. Se consideró un momento decisivo cuando las mujeres y la juventud forjaron una alianza capaz de cambiar el mundo. [XVI] Los Diálogos Regionales de la Juventud sobre la Gobernanza, la Democracia y los Derechos Humanos llevados a cabo por la Arquitectura Africana de Gobernanza (AGA por sus siglas en inglés) de la Unión Africana y los consiguientes pre-foros de la Juventud relativos a Diálogos de Alto Nivel sobre Democracia, Gobernanza y Derechos Humanos son ejemplos de las mejores prácticas continentales. [XVII]

En cuarto lugar, es necesario compartir experiencias. El movimiento por la igualdad de género tiene mucho que aprender del movimiento de la juventud y viceversa. Trabajar como compañeros en el proceso de desarrollo de una nación y de una región potencialmente puede propiciar cambios considerables.

Por tanto, es un momento oportuno para remarcar el potencial de la juventud, de re-energizar el movimiento por la igualdad de género y de crear una nueva generación de activistas que puedan cambiar la mente, el corazón y el rumbo de nuestro continente.

Por Makda Mikre Tessema

Notas
[1] Dina Medland, Today’s Gender Reality In Statistics, Or Making Leadership Attractive To Women, Forbes.com. Modificado por última vez: 16 de diciembre de 2016, http://www.forbes.com/sites/dinamedland/2016/03/07/todays-gender-reality…

[2] Existen diversas definiciones de Juventud. A propósito de este artículo se ha utilizado la definición de «juventud» propuesta por la African Union Youth Charter [Carta de la Juventud de la Unión Africana] (2006), que engloba a la población de entre 15 y 35 años. Último acceso: 27 de diciembre de 2016, https://www.au.int/en/treaties/african-youth-charter

[3] El poder de 1.800 millones: los adolescentes, los jóvenes y la transformación del futuro. Último acceso: 24 de abril de 2017, https://www.unfpa.org/sites/default/files/pub-pdf/SWOP2014%20Report%20Web%20Spanish.pdf

[4] Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW por sus siglas en inglés). Último acceso: 21 de diciembre de 2016, http://www.un.org/womenwatch/daw/cedaw/

[5] Objetivos de Desarrollo Sostenible. Último acceso: 20 de diciembre de 2016, http://www.undp.org/content/undp/en/home/sustainable-development-goals.html

[6] Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU). Último acceso: 15 de diciembre de 2016, http://www.un.org/womenwatch/osagi/wps/

[6] Desde la perspectiva de la Juventud, se puede destacar la Resolución 2250 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas como un instrumento que trabaja la perspectiva de género en la juventud y en la consolidación de la paz. Último acceso: 27 de diciembre de 2016, http://unoy.org/wp-content/uploads/SCR-2250.pdf

[7] Protocolo de la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos relativo a los Derechos de la Mujer en África/ Protocolo de Maputo. Último acceso: 14 de diciembre de 2016. http://www.achpr.org/files/instruments/women-protocol/achpr_instr_proto_…

[8] Agenda 2063. Último acceso: 27 de diciembre de 2016, http://agenda2063.au.int/en/about

[9] Declaración Solemne sobre la Igualdad entre los Géneros en África. Último acceso: 16 de diciembre de 2016. http://www.un.org/en/africa/osaa/pdf/au/declaration_gender_equality_2004…

[10] Políticas de Género de la UA. Último acceso: 16 de diciembre de 2016. http://www.un.org/en/africa/osaa/pdf/au/gender_policy_2009.pdf

[11] Awrabma es una recóndita sociedad de Etiopía igualitaria y sumamente respetuosa con la igualdad de género. De hecho, la igualdad de género adquiere un nuevo significado en Awramba: allí es una práctica diaria y se puede observar la igualdad entre hombres y mujeres. Último acceso: 23 de diciembre de 2016, http://www.amharatours.org.et/awramba.html

[12] La Primavera Árabe en el norte de África y el movimiento estudiantil Fees Must Fall [Abajo con las tasas] así como otros movimientos sociales que se han convertido en campañas continentales son buenos ejemplos.

[13] Por ejemplo, el experimento sobre el género en Suecia. Las mujeres y los niños suelen utilizar en mayor medida que los hombres las aceras y las pequeñas carreteras de las urbanizaciones. Por eso, en pos de la igualdad, la retirada de nieve de la ciudad permite que, a la hora de la limpieza, los distritos presten igual atención a las pequeñas carreteras, a los carriles para bicicletas y a las carreteras principales.

[14] Sexagésima sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW por sus siglas en inglés). Último acceso: 13 de diciembre de 2016,  http://www.unwomen.org/en/news/stories/2016/3/youth-forum-at-csw60#sthas…

[15] Los líderes de la Juventud reclaman un «gran avance» en igualdad de género en el primer Foro de la Juventud del CSW. Último acceso: 16 de diciembre de 2016, http://www.unwomen.org/en/news/stories/2016/3/youth-forum-at-csw60#sthas…

[16] El Diálogo de Alto Nivel de la Unión Africana y los Pre-Foros de la Juventud. Último acceso: 17 de diciembre de 2016, http://aga-platform.org/index.php/events/annual-high-level-dialogue

Fuente: Pambazuka News, Engendering youth for gender equality in Africa, publicado el 6 de abril de 2017.

Traducido para UMOYA por Jon Fontán Calzada, Pedro Lama Guerrero y Diego González González. Universidad de Salamanca.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Articulos de opinión, Education, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *