Ruanda: Lionel Nishimwe, ¿una desaparición más?

Desde el 9 de febrero de 2017, la familia y los allegados de Lionel Nishimwe siguen sin tener noticias de él. Este joven jurista ruandés, antiguo refugiado en Zambia y, en el pasado, crítico del régimen de Kigali decidió regresar a Ruanda, hace algunos meses, para sorpresa de todos. Días antes de su desaparición, Lionel daba muestras de su inquietud respecto a su seguridad por un asunto de falsos testimonios.

Regreso sorpresa a Ruanda

Lionel Nishimwe

El mes de abril de 2016 Lionel Nishimwe publicó un comunicado en las redes sociales donde expresaba su intención de regresar para “contribuir al desarrollo de mi país de origen y ejercer el derecho en Ruanda”. En este comunicado, precisaba que renunciaba inmediatamente a su función como representante legal y presidente fundador de la asociación de refugiados ruandeses y antiguos refugiados residentes en Zambia. Por aquel entonces, el joven Lionel explicaba que había sido un “ingenuo a lo largo de su carrera, pero ya era hora de ir a ver y de contar la realidad de Ruanda“. Aunque estas palabras sorprendieron a sus allegados, recordaban a la de los antiguos arrepentidos del régimen por su carácter repentino, su alabanza desmedida hacia el presidente de Ruanda Paul Kagame y su fondo carente de consistencia.

Una semana antes, en Lusaka, se vivía una grave crisis. Algunos zambianos, manipulados por personas con malas intenciones, causaron daños en los negocios pertenecientes a miembros de la comunidad ruandesa. Como presidente de esta comunidad, Lionel se mostró muy activo ante la situación. Sin embargo, para sorpresa de todos, aunque varios elementos coincidían e incriminaban a miembros de la embajada de Ruanda en Zambia como responsables de los recientes problemas a los que tuvieron que enfrentarse los refugiados ruandeses, Lionel Nishimwe defendió a la embajada, exonerándola de toda participación malintencionada en tales hechos. Esta posición, de lo más inesperada, fue confirmada por medio de un comunicado público en el que anunciaba su dimisión como presidente de la comunidad ruandesa en Zambia.

Lionel Nishimwe

Lionel, un medio para llegar a la comunidad ruandesa en Zambia

Lionel Nishimwe era visto como un talento poco común dentro de la comunidad ruandesa de Zambia: licenciado en derecho con tan solo 22 años, era uno de los pocos juristas ruandeses de esta comunidad. Ambicioso y muy seguro de sí mismo, fue el fundador de la asociación que reagrupa a los ruandeses residentes en Zambia. Regularmente escribía artículos muy críticos con el régimen del presidente Kagame, algunos de los cuales carecían de medida en sus críticas. De joven, logró crearse un renombre, “lo que le convirtió en una persona influente dentro de la oposición al poder del FPR (Frente Patriótico Ruandés) y, por lo tanto, en un peligro para la hegemonía de este”, nos revelaba una persona próxima a Lionel, que ha preferido permanecer en el anonimato. A su parecer, “esta es la razón por la que el régimen aceleró el proceso e intentó así que Lionel pasara a formar parte de  su grupo. El FPR quería acabar con la comunidad de ruandeses arrebatándole a uno de sus líderes”. Como ocurre en otras comunidades de ruandeses en África Austral, la de Zambia está formada por gran cantidad de comerciantes que han tenido éxito en sus negocios y que, en su mayoría, no son partidarios del poder del FRP. Para concluir, esta misma persona nos contaba que “su familia hizo todo lo posible para retenerle: queríamos disuadirle y que no volviera a Ruanda porque nos habíamos dado cuenta de la manipulación que había detrás”.

Un regreso aparentemente idílico

Desde que salió de Lusaka y se instaló en Ruanda, Lionel cambió totalmente el tono y el discurso. Muy presente en las redes sociales y excesivamente elogiador del presidente Kagame, también pasó a criticar, con una virulencia inusual, a los miembros de la oposición ruandesa. Incluso terminó por recibir el apodo de “petit boutdhomme” (hombrecillo) en referencia al del embajador de Ruanda en Bruselas, Olivier Nduhungirehe, muy activo también en las redes sociales. Le vimos ponerse de parte de Evode Uwizeyimana o, incluso, Lorrys Munderere, que antes formaron parte de las voces críticas que se arrepintieron de manera similar. En el regular relato de su día a día en las redes sociales, parecía llevar una vida de ensueño y no dudaba en reírse de aquellos que le advertían de las posibles consecuencias con las que podría responder el FPR.

El fin del idilio, el inicio de los problemas

A finales de enero de 2017, Lionel se ponía en contacto con diferentes organismos de derechos humanos como Jambo ASBL (Bélgica), The African Great Lakes Action Network (Estados Unidos) o incluso Global Campaign for Rwandans’ Human Rights (Reino Unido) para comunicarles las amenazas que recaían sobre él y las inquietudes con respecto a su seguridad. Según Lionel, con quién Jambonews pudo entrevistarse antes de su desaparición, su seguridad se veía amenazada desde que se negó a dar falso testimonio acerca de refugiados ruandeses que vivían en Zambia. “Me pidieron confirmar algunos nombres y dar la mayor información posible sobre algunas personas que figuraban en una lista compilada por un tal Innocent Habumugisha. Me negué porque conocía a esas personas y sabía que no eran culpables de lo que se les acusaba. Entonces comenzaron los problemas. Empezaron cuestionando los derechos de propiedad que tenía sobre los bienes que me habían dejado mis padres. Después, dejaron de apoyarme, su comportamiento hacia mí cambió y, finalmente, surgieron las amenazas”.

Innocent Habumugisha, también antiguo refugiado ruandés en Zambia, fue deportado a Ruanda en extrañas circunstancias en febrero de 2016, junto con Égide Rwasibo, otro refugiado ruandés. Dickson Jere, abogado de uno de los deportados, declaraba entonces: “No sabemos lo que han hecho, pero a uno de nuestros clientes se le ha informado de que estaba implicado en el genocidio”.

Confirmada la deportación semanas más tarde, los funcionarios de justicia ruandesa habían declarado que los ya mencionados no tenían casos de los que responder en Ruanda: “Se les ha deportado debido a un asunto de inmigración de Zambia; por nuestra parte, no hay ningún caso contra ellos. Son completamente libres y no tenemos ni el más mínimo problema con ellos” declaraba Faustin Nkusi, portavoz de Fiscalía General de la Nación. Por aquel entonces, Lionel Nishimwe, como jefe de la asociación de refugiados, denunció esta práctica y acusó al régimen de haber presionado a ambos para que dieran falso testimonio contra otros refugiados en Zambia a cambio de su libertad.

“Una vez en Kigali, tuvieron en cuenta el más mínimo detalle, me trajeron chicas…”

Lionel Nishimwe también nos confesó haber recibido, desde su salida de Lusaka, distintos favores por parte de los agentes del Servicio Nacional de Seguridad e Inteligencia (NISS). “Cuando llegué al aeropuerto, me dijeron que no hacía falta que usara mi dinero: ya habían preparado todo para mí. En el avión, incluso fui en clase business. Una vez en Kigali, tuvieron en cuenta el más mínimo detalle, me trajeron chicas, me ofrecieron cervezas, se desvivían por mí” revela en un vídeo previo a su desaparición facilitado a diferentes organismos de defensa de los derechos humanos.

En un escrito proporcionado a Jambo ASBL, Lionel Nishimwe expresaba su opinión acerca del estado en el que había encontrado Ruanda. “Desde mi llegada a Ruanda, me he encontrado con una imagen del país que se aleja de la que cuentan. Los tutsis dominan todos los sectores de la vida civil, pública, social y comercial, mientras que los hutus forman parte de los ciudadanos de segunda. La reconciliación que anteponen las autoridades es una farsa; los ruandeses viven con miedo y los que intentan hablar sencillamente, son reducidos al silencio”. En cuanto a la pregunta de por qué defendió el régimen durante tanto tiempo a pesar de esta constatación, Lionel Nishimwe respondía que “desde el momento en el que me encontré en este país, formé parte del engranaje. Como todos los ruandeses, veía injusticias, pero, al igual que el resto, me callaba y hacía como si no pasara nada”; y concluía sus palabras de manera fatalista: “así es la vida en Ruanda”.

“Las desapariciones forzadas se han convertido en una verdadera política de intimidación y destrucción”

Natacha Abingeneye, presidenta de ASBL Jambo, organización de la sociedad civil ruandesa, declaró su apoyo a Lionel: “Compartimos la inquietudes expresadas por su familia y por las demás organizaciones de defensa de los derechos humanos en lo que concierne a la desaparición de Lionel Nishimwe. Todo lo que Lionel nos facilitó nos lleva a pensar que su vida se encuentra en peligro. Si el gobierno tiene algo que reprocharle, que lo haga en el respeto de la ley. De otra forma, nada justificaría una detención arbitraria. No importa el agitado pasado de Lionel, pues no se puede negar que este joven es víctima de las comunes prácticas de manipulación llevadas a cabo por el régimen”. Abingeneye también condenaba vivamente los casos de desapariciones forzadas en Ruanda. “Las desapariciones forzadas se han convertido en una verdadera política de intimidación y destrucción de la población por parte del régimen. Ya no contamos los casos porque son legión. Esta política criminal debe acabar totalmente en Ruanda” concluía Abingeneye.

El caso Lionel ha provocado el debate en las redes sociales. Muchos se sorprenden ante la ingenuidad de Lionel Nishimwe: “¿Qué se pensaba? Cuando juegas con fuego, terminas quemándote” comenta Ange U. en Facebook. Mientras que otros lo hacen ante el carácter lunático del joven Lionel: “Un día Kagame es un asesino; al otro, un salvador; y después vuelve a ser un criminal. ¿Qué pensar al respecto?” se pregunta Faustin K. Algunos como Eric M. resisten y defienden a Lionel: “Hay que denunciar las injusticias. Una víctima no es responsable de la injusticia que sufre. Sean cuales sean sus antecedentes, nadie merece un trato de este tipo. Si las leyes existen, es porque se supone que sirven para algo”. El caso de Lionel es sintomático de la vulnerabilidad de algunos refugiados ruandeses. En caso de probarse, ampliaría la larga lista de voces críticas misteriosamente desaparecidas en Ruanda.

Por Emmanuel Hakuzwimana

Fuente: Jambonews, Rwanda : Lionel Nishimwe, une disparition de plus? Publicado el 13 de marzo de 2017.

Traducido para Umoya por Edurne Gil Garayoa (Universidad de Salamanca).

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Noticias, Ruanda. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *