Namibia: diversos grupos unen fuerzas en torno a sus tierras ancestrales

Una multitud da la bienvenida al podio a Bernadus Swartbooi, para llevar su mensaje al mitin de Keetmanshoop del sábado. (Foto: The Namibian)

Miles de personas sin tierra, pertenecientes a las minorías étnicas de nama, san, herero y damara, se reunieron en Keetmanshoop el 4 de febrero para reclamar sus tierras ancestrales, alegando que les fueron arrebatadas durante los regímenes coloniales alemán y sudafricano.

Dirigiéndose al mitin de masas, congregado en el estadio J Stephanus bajo la bandera del Landless People’s Movement (Movimiento de Gente Sin Tierra), Bernardus Swartbooi,  parlamentario de la Organización Popular del África Sudoccidental (o SWAPO por sus siglas en inglés), dijo que la concentración era la muestra más evidente del descontento legítimo por la administración del país.


«Decimos: señor Geingob (el presidente Hage Geingob) devuélvanos nuestras tierras. Señor Geingob, estamos hambrientos y tenemos sed. Como ciudadanos desposeídos de sus tierras, reclamamos nuestros territorios ancestrales», dijo Swartbooi.

Este franco parlamentario, que fue apartado recientemente de su labor como viceministro de la reforma agraria por Geingob ya que desafió una orden que le obligaba a disculparse públicamente por comentarios contra el ministro Utoni Nojoma (por el reparto desequilibrado de las tierras en el país), denunció a aquellos que tachaban al grupo de gente sin tierra de movimiento tribalista.

«Deberían ir al infierno. Llevamos mucho tiempo en el infierno que supone no tener tierras. Quédense con sus malditas interpretaciones, queremos nuestras tierras de vuelta. No suplicamos, exigimos», señaló.

Swartbooi advirtió que la gente sin tierra no debería verse empujada hasta el límite en su búsqueda por reclamar sus tierras ancestrales para el futuro de sus hijos.

El diplomático se mostró en desacuerdo con la noción que dice que la disposición constitucional que garantiza que los namibios puedan asentarse en cualquier lugar del país priva a otros de recuperar sus tierras ancestrales.

«Soy abogado. No mientan. No se trata de una disposición por sí sola, ni del alfa y el omega. Esto no impide que otros recuperen sus tierras ancestrales», dijo.

Swartbooi afirmó que el gobierno no puede continuar con las mismas políticas de los colonizadores, ignorando a los sin tierra a la vez que clama que lucha contra la pobreza.

El diplomático alegó que la pobreza no puede ser eliminada de manera eficaz mientras el asunto de las tierras no sea tratado de acuerdo con las vistas, experiencias y expectativas de aquellos que perdieron sus tierras ancestrales.

«Hemos sufrido durante demasiado tiempo. Queremos vivir en las tierras de nuestros antepasados. ¿Qué hay de malo en esta simple petición?» preguntó Swartbooi.

En cuanto a los comentarios recientes por parte de Nujoma, Swartbooi dijo que el gobierno no puede insultar a la gente llamándola antipatriota cuando saca a colación el asunto de la desposesión de tierras.

«Sólo un antipatriota en un tono de dócil sumisión puede proferir semejantes afirmaciones», dijo.

El parlamentario pidió además que la «notoria y ridícula» ley de suelo sea usada como un mero documento de trabajo durante la segunda conferencia sobre la tierra, que tendrá lugar este año, añadiendo que la gente sin tierra no aportará nada a los estrechos dictados de la agenda de reformas del gobierno.

«No es de nuestro interés y tampoco de interés nacional. Si es necesario, como namibios despojados de sus tierras, instauraremos todas las medidas legales sobre esta y otras cuestiones de la reforma agraria», declaró. «Debemos recuperar nuestra tierra utilizando todos los medios legales disponibles a nuestro alcance. Recuperemos nuestra tierra por el bien de nuestros hijos y de las generaciones venideras».

Swartbooi también expresó su preocupación por lo que denominó la apropiación de tierras por parte de políticos «corruptos» y sus poderosos socios comerciales internacionales en varias regiones del norte del país.

Alentó a aquellos que fueron expulsados de su tierra de forma sospechosa a organizarse para defender sus derechos de propiedad.

«Alcémonos contra la injusticia. En un país en el que la política a menudo es demasiado divisiva, han tratado de describir la profunda pérdida de tierras ancestrales como una cuestión tribal entre los nama y los ovaherero» afirmó.

Durante la presentación de los miembros de varias regiones del comité en la reunión, Swartbooi subrayó que el movimiento no debe ser visto como uno político o étnico, ya que está dirigido a abordar el asunto de las tierras namibias.

Cuando estaba presentando a algunos de los asistentes, el líder del comité del genocidio ovaherero Festus Muundjua pidió a Swartbooi que se uniera a él en la formación de un nuevo partido político. Sin embargo, Swartbooi rehusó rápidamente.

«No, no, no», dijo, agregando que un comité interino que fue fundado para organizar al pueblo no debe ser interpretado como un partido político.

«Sabemos que hay un fuerte contingente policial y de inteligencia en la ciudad para monitorizar este mitin, y se dirá que surgió un nuevo partido, pero eso serían mentiras».

El comité consta de personas de diferentes grupos étnicos que representan a la gente sin tierra en Namibia. Entre las personalidades destacadas en el comité se incluyen el antiguo empleado del Partido Swapo Henny Seibeb; Norman Tjombonde, hijo del jefe supremo ovaherero Vekuii Rukoro y la ex-líder estudiantil Sima Luipert, así como los activistas Rosa Namises, Ferdinand Jacobs y Paul Thomas.

Swartbooi también aprovechó la oportunidad para desmentir nuevamente las afirmaciones de Geingob acerca de su dimisión como viceministro de la reforma agraria.

«No renuncié. Me pidió que me fuera de la oficina después de que me negara a disculparme», explicó.

Varios líderes tradicionales ovaherero, nama y damara, así como líderes de partidos políticos, asistieron al mitin e hicieron declaraciones de apoyo.

Otra reunión similar se celebró el día 5 en Maltahöhe.

Por Luqman Cloete

Fuente: The Namibian, Groups join forces over ancestral land, publicado el 6 de febrero de 2017.

Traducido para Umoya por Alba López Fregeneda y Óscar Pérez Clemente.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Noticias, Soberanía alimentaria. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *