Argelia: una constructora española, en conflicto con una empresa pública argelina

Hemos traducido esta noticia aparecida en un medio de comunicación marroquí, y reproducida por el portal Bilaterals, dedicado a denunciar las “maniobras” de la OMC (Organización Mundial de Comercio), pero nos vemos obligad@s a ofrecer varias explicaciones introductorias al tema.

Está claro que el diario marroquí es gubernamental, por su sesgo negativo contra el gobierno argelino, poco amigo del gobierno marroquí, al acusar a Argelia de mala praxis, tomando para ello a la constructora española como una honesta, inocente y bienintencionada empresa extranjera que invierte (como algo siempre positivo) en Argelia.

El portal bilaterals sin embargo, reproduce esta noticia como ejemplo de la descarada frecuencia con la que las grandes compañías acuden a la institución dependiente del Banco Mundial para resolver litigios entre inversionistas y estados, algo que combaten con abundantes argumentos en su portal web.Consideran esta Solución de Controversias Inversionista-Estado (ISDS por sus siglas en inglés) un abuso del que la ciudadanía no es consciente. Gracias a este mecanismo, las empresas pueden demandar a estados y pedir indemnizaciones, cuando el estado en litigio ha tomado alguna medida de política pública que ha hecho disminuir las expectativas de beneficio de los llamados “inversores” extranjeros en países en desarrollo. Este La disputa normalmente se maneja no en un tribunal público sino a través de un panel arbitral privado, como es el caso del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Banco Mundial), al que ha acudido la empresa española Ortiz Construcciones y Proyectos SA.

Nosotros lo hemos querido difundir porque existe cierta información en nuestro país sobre esta compañía que ignoran tanto el diario marroquí como el portal de denuncia de las oscuras maniobras de la OMC: la empresa española en cuestión es una de las que aparecen vinculadas o investigada por en las tramas de corrupción Gürtel y Púnica. Un detalle que facilita la comprensión de esta breve noticia.

*****

Un operador de construcción y obras públicas español en conflicto con una empresa pública se acoge al CIRDI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones)

Ortiz Construcciones y Proyectos se acoge a este centro de arbitraje del Banco Mundial tras haber sido excluida de numerosos mercados a pesar de que era socia de una  importante empresa pública del Ministerio argelino de la Vivienda. La información es recogida por Maghreb Confidentiel.

Es un asunto que corre el riesgo de hacer correr mucha tinta en nuestro vecino del Este [Habla un diario de Marruecos sobre su vecino Argelia] y que demuestra la relación que empresas extranjeras pueden mantener con los departamentos públicos argelinos.

Magreb Confidencial cuenta el 26 de enero que la empresa española de construcción Ortiz Construcciones y Proyectos, que creía mucho en el potencial del mercado argelino, ha encargado a un gabinete de abogados especializado que la represente para recurrir ante el centro de arbitraje del Banco Mundial, en respuesta a lo que parece un fallo del Ministerio argelino de la Vivienda y Urbanismo.

El asunto comenzó en 2014, fecha en la que la empresa española concluyó un acuerdo con un grupo de construcción y obras públicas dependiente de este ministerio. Se trata de Ola Construction (rebautizado ALRECC como consecuencia de una reorganización según Maghreb Confidentiel) y que depende del ministerio de la Vivienda.

Esta colaboración tenía como objetivo crear una joint-venture (asociación de empresas) especializada en el sector de la construcción y Obras Públicas alrededor del proyecto de construcción de una planta de construcción de viviendas prefabricadas en hormigón, en la zona industrial de El Harrach.

Cual no fue entonces la sorpresa de Ortiz Construcciones y Proyectos, al comprobar que se veía sistemáticamente rechazada de los mercados públicos argelinos. He aquí que plantea la cuestión del objetivo real del ministerio de la Vivienda argelino como consecuencia de la colaboración con la empresa española y, sobre todo que lleva a preguntarse sobre las condiciones que deben soportar algunas empresas extranjeras que invierten en el país.

En todo caso, Ortiz Construcciones y Proyectos está muy decidida a hacer valer sus derechos y es el gabinete Herbert Smith Freehills quien le va a defender ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIRDI).

Por Younès Tantaoui

Fuente: ISDS – Stop Investor- State Dispute Settlement, Algérie: un operateur de BTP espagnol en conflit avec une entreprise publique saisit le CIRDI, publicado el 26 de enero de 2017.

www.isds.bilaterals.org

Traducido para Umoya por María Isabel Celada Quintana.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *