Las herramientas de FRA//BRICS: para sacar a Francia del impasse

Introducción

En 2016, Francia en crisis económica, social y política está en un impasse. La pertenencia a la Unión Europea (UE) y el terrorismo internacional constituyen dos facetas principales de esta crisis. Para salir de la crisis, una parte de la izquierda comunista francesa todavía cree poder cambiar desde el interior, por luchas, la naturaleza imperialista de la UE. Otros comunistas, en número creciente, quieren más bien evadirse de esta UE percibida como una prisión imperialista de los pueblos. Donde ir, con quien aliarse, tras la evasión deseada, sigue siendo objeto de controversia entre los partidarios comunistas de la salida de la UE.¿Podemos actuar para Unir a los Comunistas miembros, exmiembros y futuros miembros, o no miembros del Partido Comunista Francés (PCF) con las herramientas del FRA / BRICS? Estas herramientas de trabajo permitirían a los comunistas alejar a Francia del imperialismo occidental, acercarlo a países no imperialistas, la paz mundial hoy en peligro, y edificar nuevas relaciones win-win -en las que todo el mundo gane- con los países que la Francia imperialista y neocolonialista todavía oprime hoy. Esto contribuiría también a empobrecer el terreno que alimenta el relevo de terroristas. Es un sueño ambicioso, apasionante ,realizable, y necesario para sacar a Francia de la crisis actual. Sería una etapa para una transición hacia una Francia de un socialismo realmente existente, y hacia una Francia comunista. Podríamos comenzar, en preparación de esta primera etapa consistente en aliarse a los BRICS, para llevar una lucha resuelta contra la guerra fría y menos fría llevada por los imperialistas occidentales contra los BRICS.

Dos imposturas calificables

Primera impostura:

Curas, imanes, psicoanalistas, comunistas más o menos autoproclamados, nos recomiendan reunirnos alrededor de los valores de la República francesa.Olvidan un calificativo: es una república burguesa. Peor aun, olvidan el atributo de esta república burguesa: es imperialista, colonialista y neocolonialista. Desde luego un error no justifica otro. Por ejemplo, el medio millón de muertos argelinos víctimas del terrorismo de Estado de la república burguesa imperialista francesa no justifica en absoluto los centenares de víctimas del terrorismo fascista o islamista en Francia. Las víctimas de las guerras del colonialismo frances en Asia, en África negra, en África del Norte, en el Oriente Medio y las de las de las guerras éstadounidenses tampoco justifican nada. Sin embargo, explican mucho. Los procesos de Núremberg y Alemania han condenado el nazismo.Leyes de amnistía ocultan las masacres cometidas por Francia, patria de la declaración de los derechos humanos, y ¡es alrededor de los “valores” de esta Francia dónde deberíamos reunirnos! Poner fin a esta impostura provocadora ciertamente no es suficiente, pero es absolutamente necesario. Dejar de ocultar una verdad que todo el mundo conoce no pondrá fin al terrorismo “islamista” actual. En cambio puede contribuir a enrarecer el terreno que perpetúa la renovación de los candidatos a la Yihad.

Segunda impostura:

La negativa de la pertenencia de Francia al campo imperialista entraña lógicamente otra negativa igualmente “al Oeste” en todos los sentidos del término. Se trata de la negativa de la existencia y de la potenciación de los países del socialismo realmente existente, principalmente China, Cuba, Laos, Vietnam, así como de la importancia creciente de alianzas de países no imperialistas, como Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (BRICS), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS). Estas negativas constituyen un fenómeno politico-neurótico frecuente en los partidos comunistas afectados de eurocomunismo, “enfermedad senil y contagiosa” que afecta profundamente a la dirección del PCF [1].

Tomemos un caso extremo: En la versión francesa de L’Humanité, (diario fundado por Jean Jaurès, pero que, desde el viraje eurocomunista del PCF, ya no se funda en el pensamiento de Lenin [2]), un sociólogo de renombre [3], nacido de una familia heroica, cargado de diplomas y autor de numerosas publicaciones, avanza sin pestañear que “Paradójicamente, las cosas iban mejor cuando nuestra vida colectiva estaba estructurada por dos grandes conflictos: la guerra fría a nivel internacional y la lucha entre el movimiento obrero y la patronal en el plano interior. Pienso que si tenemos hoy gente que está en este punto “fuera de todo”, en ruptura total, lejos de todo sentido, es porque ya no tenemos grandes conflictos estructurantes. En consecuencia, debemos preguntarnos, no cómo inventar conflictos -¡qué sería absurdo!– sino debates que permiten hacer surgir posiciones conflictivas e institucionalizables, negociables.” [4]. ¿Cómo se puede proferir tal absurdidad en 2016, mientras que la paz mundial está en peligro, los tanques de la OTAN amenazan Rusia, la marina de guerra estadounidense amenaza China y la lucha contra las leyes antiobreras del gobierno Valls sacude Francia? Y cuatro periodistas en l’Huma del 7 de agosto de 2016 reinciden escribiendo que «El sociólogo Michel Wieviorka defiende, en l’”Huma” del 28 de julio de 2016, “la necesaria reconstrucción del lazo social y de la conflictividad que no desemboca en otra cosa que la violencia”» [5].

Pongamos las cosas en su lugar con ocasión del centenario del texto de Lenin “El Imperialismo, Estado supremo del Capitalismo”

Afortunadamente los comunistas rusos y los comunistas chinos son leninistas y no eurocomunistas como la dirección actual del PCF y de l’Humanité! En efecto, a la invitación del Centro para el estudio del socialismo mundial (China), una delegación del Partido Comunista de la Federación de Rusia participó en el seminario científico dedicado al 100 aniversario del “Imperialismo, estado supremo del capitalismo”. El seminario tuvo lugar el 5 de julio de 2016 en Pekín en los locales de la revista Qiushi, una publicación del Comité central del Partido Comunista chino. La delegación incluia al secretario del Comité central del Partido Comunista Mikhail Kostrikov, el diputado de la Duma regional de Samara Sergueï Rakitine y al secretario del Comité regional de Astrakhan del Partido comunista, redactor jefe del periódico, Pravda de Astrakhan Alexandre Tokarev. El seminario reunía a representantes de la comunidad científica china, venidos de diferentes ciudades del país. Además, el seminario ha sido seguido por los profesores de laUniversidad de Moscú Gratchikov y Tsygankov.

¿ Cuál es la pertinencia de las conclusiones de Lenin hace 100 años?

Li Shenming, miembro del Comité permanente de la Asamblea popular nacional, vicepresidente de la comisión de asuntos judiciales del Congreso nacional del pueblo, antiguo vicepresidente del Centro para el estudio del socialismo mundial, Li Shenming declaró en su discurso de apertura: “Vivimos todavía en la época del imperialismo, cuyo sujeto principal está en los Estados Unidos. Globalmente, la discrepancia entre los países y los pueblos ricos y pobres va a aumentar. Todas las grandes riquezas estaran concentradas en las manos de un grupo restringido de gente que gobierna el mundo.

Pues, la resistencia a tal orden va a aumentar. La izquierda y las ideas socialistas (hasta en los Estados Unidos) serán reforzadas. La gente va a actuar (y actúan ya) contra un sistema fundado sobre el dinero”. Li Shenming añade: “Nosostros (los adversarios de tal orden mundial) debemos ponernos seriamente a la elaboración de estrategias de resistencia a la agresión imperialista”. “No negamos la posibilidad de una importante guerra dentro de 3-5 años, -explica Li Shenming- porque cuando otros medios de acción han sido agotados, el capitalismo siempre ha tenido el recurso de la guerra. Los adversarios probables de los estadounidenses serán China y Rusia”. “En el arsenal de los imperialistas, -subraya Li Shenming-, también esta el “soft power”: la lucha ideológica, la imposición de los valores occidentales (principalmente estadounidenses) de la democracia y de la economía de mercado en el mundo entero”. Los trabajos del seminario han subrayado que hoy, toda la comunidad mundial entera podía estar dividida en tres grandes grupos: el primer mundo (los Estados Unidos), el segundo mundo (la Unión Europea) y el tercer mundo (China, Rusia y todos los demás países). En particular, Li Shenming subrayó que “un medio de salir de la situación actual es reunir a los países en vías de desarrollo entre ellos, y luego con los países del segundo mundo (Europa) en oposición a la expansión creciente de los Estados Unidos.

Actualmente, en el mundo existen las condiciones para el desarrollo del movimiento socialista, a mediados de siglo habrá un cierto número de nuevos Estados socialistas. El Partido comunista ruso a este respecto tiene buenas perspectivas”. Todos los discursos sobre el socialismo y el marxismo sin acercamiento de clase son inconsistentes, se ha dicho en el seminario. La principal fuente de la prosperidad capitalista continúa siendo el pillaje, indica el informe. El seminario científico celebrado en Beijing es un jalón importante a nivel internacional en la preparación del 100 aniversario de la Gran Revolución de octubre. Desde el punto de vista de las intervenciones, y por el mismo hecho de apreciar tal acontecimiento a tal nivel, podemos decir que China estudia seriamente la herencia teórica de Lenin y pone en práctica la teoría. China misma da una señal que concierne al hecho de que, en el futuro, podrá convertirse en el centro del mundo socialista, lo que era en otro tiempo la Unión Soviética [6]. Es en este marco teórico leninista revisado y actualizado en Beijing en el que númerosos comunistas franceses han llegado a varias conclusiones: es esencial para la supervivencia del PCF, rechazar la desviación eurocomunista, luchar contra el imperialismo de Francia, de la Unión Europea y de los Estados Unidos, y restablecer el pensamiento de Lenin. Nombramos a FRA//BRICS una vía hacia una primera fase de un socialismo realmente existente con las características de Francia. Sería la primera vez que un país desarrollado, e imperialista por añadidura, se democratiza lo suficiente como para ser aceptable en una coalición no imperialista como los BRICS. Esta noción de FRA//BRICS nos da un objetivo claro, difícil, pero realizable. Son, en cierto modo, herramientas para contribuir a la salida de Francia del imperialismo occidental, del colonialismo y del neocolonialismo occidental. Salir del imperialismo occidental, es también salir del terreno que genera a la vez el fortalecimiento del terrorismo islamista y el fortalecimiento de los “valores” imperialistas de la República francesa alrededor de los que nuestros impostores calificados nos piden reunirnos. Luchemos resueltamente contra la guerra fría y menos fría llevada por los imperialismos occidentales contra los BRICS

La actitud benévolente de “especialistas” occidentales frente a las tentativas de implantación del terrorismo islamista en los países de los BRICS indirectamente confirma que Daesh y el imperialismo occidental son cómplices y que los pueblos son víctimas [7]. Manipulación de las cotizaciones de petróleo, penurias artificiales de bienes de primera necesidad, boicot, etc. acompañados por subversiones políticas y por intimidaciones militares son maniobras corrientes del terrorismo de Occidente con respecto a los BRICS. Estas maniobras imperialistas vienen a sumarse a debilidades frecuentes y endógenas de corrupción de autoritarismo de los gobiernos y de dificultades de crecimiento economicos.

Tomemos dos casos extremos de desinformación:

René Cagnat:

Nacido en Madagascar, en 1942, y ardiente defensor del colonialismo francés [8], René Cagnat tiene una larga carrera militar trás él. Es nombrado agregado militar adjunto en URSS de 1970 a 1972. Integra, de 1975 a 1985, el secretariado general de la defensa nacional, la Escuela de guerra, el gabinete del Ministro de Defensa, antes de ser nombrado agregado militar sucesivamente en Bulgaria, en Rumania, en Uzbekistán y por fin en Kirguizistán. Por otro lado sirvió en la Delegación de asuntos estratégicos de 1993 a 1995. Coronel en la reserva desde 1999 y retirado en este último país, se consagra al estudio de las cuestiones centroasiaticas [9]. Este antisoviético y anticomunista profesional, como lo indica su CV, es muy extrañamente invitado por el periódico l’Humanité como especialista para poner en evidencia una supuesta incapacidad de Rusia y de China, miembros principales de los BRICS: «desde finales de los años 1990, grupos yihadistas han emergido y se han desarrollado en el Cáucaso y en Asia Central. Los movimientos islamistas echan raíces en la región. Según René Cagnat, representan un peligro creciente para la estabilidad de una región cuyos diferentes estados se revelan incapaces de contener la amenaza. En cuanto a las potencias próximas, China y Rusia, no se entienden mas que “lo minimo” para vigilar a los terroristas» [10].

Ursula Gauthier:

Ursula Gauthier va todavía más lejos como lo muestra un excelente artículo de Maxime Vivas en Le Grand Soir: “el 18 de septiembre de 2015, extremistas uigures (a los que el ministro sarko-socialista Kouchner llama los “Yogures”) habitantes de Xinjiang, República autónoma china “geográficamente más próxima a Kabul que a Pekín”, armados con hachas y otras armas blancas, han asesinado a una cincuentena de menores Han que trabajaban en una mina de carbón. La caza policial a los terroristas se ha saldado con la muerte de 28 de ellos. Mientras que China está bajo choc, Ursula Gauthier, corresponsal de l’Obs en Pekín, niega el carácter terrorista de la matanza contra menores ya que, a sus ojos, lo que ha pasadó en Xinjiang no tenía nada en común con los atentados parisinos de enero y noviembre: se trataba de una réplica a la política de China que veja a sus minorías étnicas. El mundo entero ha expresado su emoción tras los atentados del 13 de noviembre en París. China también, pero Ursula Gauthier percibe en este país (y solo en él) una “segunda intención”. Segunda intención que pretende aquí crear “una amalgama entra la lucha contra el terrorismo internacional y la represión contra la minoría uigur, en Xinjiang”. Este partido tomado por la periodista ha indispuesto a las autoridades de Pekín y el visado de prensa de Ursula Gauthier no le ha sido renovado[11]. Siempre en la línea de sinólogos convertidos en anticomunistas virulentos como Alain Roux o Lucien Bianco, Ursula Gauthier publica una entrevista en l’Obs del 18 de agosto de 2016 del sinólogo (que se hizo tristemente célebre argumentando que la prohibicion del opio había hecho más daño que la droga misma). Esto recuerda a los historiadores monárquicos que presentaban la Revolución francesa como un drama. La historiadora Kathleen L. Lodwick escribe a propósito de Dikötter que se trata de un historiador que “querría convencernos de que el imperialismo no era tan malo como esto, y que al menos no deberíamos censurarlos, en este caso a los traficantes de opio que han amasado fortunas, por los problemas sociales creados.” [12].

La URSS en otro tiempo y China hoy tienen políticas muy dinámicas de medidas compensatorias que permiten a las minorías étnicas recuperar progresivamente su retraso económico con relación a la etnia mayoritaria. Esto no es el caso de Francia dónde las minorías étnicas que vienen de antiguas colonias o del Tercer Mundo todavía son víctimas de discriminación por parte del Estado.

Como lo muestran estos dos ejemplos de desinformación anti BRICS, esta claro que hay que comenzar por unir a los comunistas alrededor de una lucha resuelta contra la guerra fría y no fría llevada por los imperialistas occidentales. También hay que obligar a Francia a comenzar a reparar los daños causados por su colonialismo y a tejer lazos win-win con sus antiguas dependencias. Sería el principio del proceso  FRA//BRICS.

¿FRA//BRICS?

  • A) FRA = Francia.
  • B) Las dos barras oblicuas // = una vía para una transición metódica y reflexionada, política y económica hacia los BRICS.
  • C) BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica) quiere decir, en las palabras del presidente chino Xi Jinping en el Congreso de los BRICS en Oufa (Rusia) “forjar una colaboración basada sobre cuatro orientaciones fuertes, a saber la salvaguardia de la paz en el mundo, la acción en favor del desarrollo común, la promoción de una civilización plural y el fortalecimiento de la gobernanza económica mundial” [13].

Aparte de para los y las que no quieren ver ni oír nada (como nuestro inefable sociólogo Michel Wievorka), está claro que los imperialismos occidentales, en particular los EEUU y la UE, practican un terrorismo de Estado para generar y ampliar crisis en todos los BRICS, con un cierto éxito, desgraciadamente.

Leonardo Boff [14], que establece un lazo orgánico entre teología de la liberación y marxismo, decía a propósito de Brasil que “sería erróneo pensar en la crisis actual en Brasil únicamente a partir de Brasil. Esta crisis se integra en el equilibrio de las fuerzas mundiales que es la supuesta nueva guerra fría que implica principalmente a los Estados Unidos y China” [15]. Según él, es un episodio determinante de la guerra fría continuada que opone a los Estados Unidos y la Unión Europea de un lado, a la China socialista, a los BRICS y a los otros países socialistas del otro. Según nosotros, es absolutamente esencial que un partido comunista como el nuestro decida de qué lado de esta guerra fría se sitúa. ¡Para hablar claramente de esta cuestión, y según nosotros, hace falta, hay que comenzar por hablar a secas!

En el capitalismo universalizado actual, que está en regresión, verdaderamente hay un riesgo real de guerra caliente. Muchos economistas, incluso en Francia, piensan que los BRICS (aliados con la CELAC y la OCS) constituyen las fuerzas económicas crecientes de la mundialización [16]. Desde el punto de vista político, constituyen el principal adversario del imperialismo éstadounidense y el imperialismo de la Unión Europea. Esto es verdad también en parte de la CELAC [17].

Por fin la ampliación de la OCS va en el mismo sentido [18]. Esto es particularmente importante en un momento en el que la extrema derecha y el fascismo progresan sin cesar en la Unión Europea, como por ejemplo en Austria [19]: Imperialismo occidental, Daesh y compañía son cómplices y los pueblos son víctimas.

El célebre y valiente periodista John Pilger ha explicado bien cómo, independientemente de las intenciones de unos y otros, el imperialismo occidental y Daesh y compañía son objetivamente más compañeros que adversarios: «Iniciar una guerra de agresión…», dijeron los jueces del tribunal de Nuremberg en 1946, «no es sólo un crimen internacional, sino que es el crimen internacional supremo, que difiere de otros crímenes de guerra en lo que comprende todos los males que resultan». “Si los nazis no hubieran invadido Europa, Auschwitz y el holocausto no se habrían efectuado. Si los Estados Unidos y sus satélites no hubieran iniciado su guerra de agresión de Iraq en 2003, cerca de un millón de personas todavía vivirían hoy; y el estado islámico, o ISIS, no nos habrían sometido a su salvajismo. Son la progenitura del fascismo moderno, destetados por las bombas, los baños de sangre y las mentiras que son el teatro surrealista que se llama informaciones”. “A semejanza del fascismo de los años 1930 y 1940, se han difundio grandes mentiras con la precisión de un metrónomo: gracias a medios de comunicación omnipresentes y repetitivos, y a su virulenta censura por omisión. La catástrofe libia es un ejemplo” [20].

Conclusión

Podemos concluir con John Pilger “Nuestra responsabilidad es clara. Debemos identificar y exponer las mentiras irresponsables de los hacedores de guerra y jamás colaborar con ellos. Debemos despertar los grandes movimientos populares que han aportado una civilización frágil a los estados imperialistas modernos. Más importante todavía, debemos resistir al adoctrinamiento en nombre de nuestro espíritu, de nuestra humanidad y de nuestra dignidad. Si permanecemos silenciosos, su victoria esta asegurada, y la amenaza de el holocausto planea” [21].

La bella entrevista de Rosa Moussaoui, gran periodista de l’Humanité, con la anticolonialista Françoise Vergès, aparecida en l’Humanité del 12 de agosto de 2016 [22], y titulada “Los pueblos esclavizados privados de los símbolos de su soberanía” da un buen ejemplo de lo que una Francia integrada en los valores de la FRA//BRICS podría hacer para compensar por medidas compensatorias “win-win” (a menudo mal nombrada “discriminación positiva”) las opresiones del pasado.

Nos ponemos a soñar con lo que la FRA//BRICS haría por Haití, independiente desde 1804, pero todavia no soberano y aún esclavizado, con la complicidad de relaciones nacionales, con los imperialismos combinados y concurrentes de Francia, la UE y los Estados Unidos. Es lo que las herramientas de la FRA//BRICS nos permiten hacer (con, entre otras, una candidatura comunista “fra//bricsiana” en las elecciones presidenciales de 2017).

¡Trabajemos con estas herramientas para “Unir  a los Comunistas” en la FRA//BRICS, esta versión actual patriota e internacionalista del eslogan de Lenin “Trabajadores de todos los países y pueblos oprimidos, ¡unios!”.

Por Hervé Fuyet, Peggy Cantave Fuyet y Michaele Lafontant

[1] http: // lepcf.fr / Comment-situer-La-F
[2] http: // lepcf.fr / Jaures-versus-Lenine
[3] http: // fr.wikipedia.org / wiki / Michel
[4] http: // www.humanite.fr / michel-wievi
[5] Http: // www.humanite.fr / terrorisme-c
[6] http: // lepcf.fr / A-Pekin-avec-la-par
[7] http: // www.diploweb.com /forum/chaud .
[8] http: // france-renaissance.org / 2014 /
[9] http: // www.transboreal.fr / auteurs.p
[10] http: // www.humanite.fr / rene-cagnat-
[11] http: // www.legrandsoir.info / pourquo
[12] http: // en.wikipedia.org / wiki / Frank_
[13] http: // french.xinhuanet.com / china / 2
[14] http: // fr.wikipedia.org / wiki / Leonar
[15] http: // www.legrandsoir.info / la-cris
[16] http://www.ladocumentationfrancaise
[17] http: // abonnes.lemonde.fr / idees / arte
[18] http: // french.xinhuanet.com / alaune /
[19] http: // www.lefigaro.fr / flash-actu / 2
[20] http: // johnpilger.com / artículos / why-
[21] http: // johnpilger.com / artículos / why-
[22] http: // www.humanite.fr / benin-des-tr

* Hervé Fuyet, coordinador de l’Humanité en Ingles; Peggy Cantave Fuyet, doctorando en el Instituto del Marxismo de la Universidad del Pueblo de Pekín (Renmin University); Michaële Lafontant, miembro del Consejo Nacional del Partido Comunista francés (PCF) Publicado en  Unir a los Comunistas no 9: http://lepcf.fr/Unir-nr-9-le-congres-du-PCF-et-les-presidentielles

Fuente: Frantz Fanon Internacional. Les outils de la FRA//BRICS : Pour sortir la France de l’impasse, Publicado el 1 de enero de 2017.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Articulos de opinión, Cultura. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *