Los Comités de Solidaridad con África Negra: Mi testimonio

De Jean Floribert Kabemba

Hoy en día nos damos cuenta que se habla muy poco de África dentro de los medios de comunicación internacionales o de los medios de los países del norte, y preguntámonos el porque de ese silencio casi complice de lo que pasa en África.

Diríamos que África es un continente olvidado o incógnito que mucha gente de los países ricos ni siquiera se preocupa de saber por dónde se sitúa Africa. De hecho cuando vivimos en cualquier parte del mundo se mira a la gente que se viste bien, come bien y que tiene todo o casi lo más importante de la vida que mueve el mundo que es el dinero. Al que no tiene casi nada según los criterios de lectura del mundo capitalista en el cual nos movemos todos, no pinta nada; todo el mundo lo olvida y no lo hace caso.

Por otra parte cuando miramos la situación socio política dentro de los países africanos pasa lo mismo, porque todos los grandes medios de comunicación están acogidos y manipulados por los poderosos de ambos partes, que sea del Norte o del Sur. Delante de la injusticia o de la violación de los derechos humanos en África, se manda callar a los pobres africanos y a las ONGs aliadas que intentan levantar la voz. Hay que mirar cuando un grupo de africanos sale por la calle para reivindicar cualquier derecho humano -el pequeño que sea- de vivir dignamente, se enfrenta al ejército o a la policía muy cargada de Kalashnikov para matar, y poner el miedo. Del norte al sur de África, de la primavera árabe desde Túnez hasta al grupo «Y en a marre» de Senegal o la ONG «LUCHA» del Este del Congo, hay un fondo común que tenemos que sacar: nadie hace caso de lo que pasa en África.

Incluso los medios de comunicación internacionales que tienen cobertura en Africa habla muy poco de las realidades africanas o por casualidad hablan de lo que les preocupa. Es la fuerza de las multinacionales que saben dirigir la información hacia un publico que tiene poca cultura o audiencia para mostrar que hay una gran voluntad de sacar África de la miseria. Por eso se paga mucho dinero a las cuentas de los dirigentes para que no se supiera nada de la injusticia de esas multinacionales. Frente a todo eso, a través de los comités de Umoya se mueve un espíritu español que se acerca de África en las diferentes actividades que desarrolla cada comité en su contexto.

  1. LA SOLIDARIDAD DEL COMITE AFRICA NEGRA

Con los comités África Negra tuvimos como africanos una experiencia enorme de la cercanía. Es decir que el comité nos dio no solamente la imagen de un lugar de encuentro y del compartir pero un camino de esperanza de que con otros hermanas y hermanos no africanos vamos juntos luchando para que llegue una nueva África. La primera impresión es que estando africanos lejos de su tierra nos sentimos acogidos por nuestros hermanos del comité así les llamo, son queridos. De verdad todo el mundo nos acercaba y se preocupaba de la evolución de nuestros estudios.

Lo mas fuerte es que estuvimos descubriendo que cualquier encuentro ponía África en medio de las preocupaciones de los miembros del comité. Esa experiencia me dio mucho ánimo para ir incorporándome en las actividades del comité. Había cambiado de punto de vista y me di cuenta que no me sentía solo, extranjero pero muy acompañado en la lucha común que llevamos para los derechos humanos. Con esa lucha común me sentí animado y empujado para volver a mi tierra después de mis estudios.

Hace falta subrayar las campanas que hicimos juntos en 2000 para la anulación de la deuda externa de los países africanos. De hecho con los medios disponibles en Europa de más en más tuvimos consciencia que el continente africano vivía años tras años de una deuda eterna. Algo muy fuerte que nos dio de ver de cerca como los países occidentales daba poca cara en los asuntos de los países africanos menos desarrollados. El lema de esa campana fue muy fuerte denunciando hasta hoy el saqueo de las riquezas minerales y naturales que están aprovechando las multinacionales.

Vivimos esa solidaridad cuando los comités nos invitaron muchas veces a animar las misas de la capellanía africana dentro de sus parroquias. Estos encuentros fueron momentos muy acogedores mostrando los valores de nuestra cultura africana y sus limites frente a una cultura extranjera. Muchas veces los participantes aunque muy sorprendidos han sido muy contentos de tener unas misas muy animadas que salen de lo habitual.

A ver de cerca, no fueron eventos con poco valor porque el hecho de participar a esas misas con un rito africano habría abierto a uno u otro el camino de acoger al migrante , y aún más acoger la cultura africana, dentro de este marco cultural vimos que los comités hicieron un paso adelante hacia el compromiso para con los africanos.

  1. EL COMPROMISO DEL COMITE AFRICA NEGRA

Mucha gente de los distintos comités de España hicieron viajes a diversos países de África. Nos impactó también esta experiencia dándonos cuenta no solo los comités hablan de África desde España; pero llegaron a un compromiso muy determinante; el de ver de hecho África, ir a conocer sus realidades concretas y compartir los entornos de pobreza , por fin tocar las realidades de la inseguridad causada por las guerras.

Los viajes a África han sido una experiencia enriquecedora por ambos partes; Por una parte para uno que sale de su país, no solo se abre a otro pueblo pero va a descubrir muchas realidades que cambian sus puntos de vista. Ha sido la experiencia de un choque cultural que marca la personalidad de la persona que hizo el viaje. Del choque sale las diferencias entre distintos continentes y modos de vivir.

Por otra parte para el que acoge desde África a un amigo español, hay un motivo de orgullo. En frente de un pueblo que habla otra lengua, hay admiración de uno africano que discute, enseña y traduce para su pueblo una nueva lengua. Dentro de la diferencia cultural los africanos pudieron mostrar a los visitantes la alegría, el gozo de compartir valores culturales dignos que brotan dentro de África. Hay riquezas naturales, y muchas que admirar, también esas riquezas humanas de un pueblo siempre alegre a pesar de su pobreza.

  1. LA RED DEL COMITE AFRICA

Pensamos que los comités tienen una misión evangelizadora de ir sembrando la semilla de defensa de derechos humanos y del valor de la persona humana. Es un camino largo a llevar con esperanza uniéndose a otras ONGs que siguen luchando para con los africanos. Con la lucha en muchos países para conseguir la democracia, es urgente que haya en África y en Europa las redes solidarias que unen sus esfuerzos. Esas redes necesitan una estrategia de ir creciendo de cualquier manera dentro y fuera de España.

En fin para nosotros africanos, el Comité ha sido «nuestra casa» que nos acogió, nos unió a nuestra querida África y sobre todo nos hizo mas comprometidos, mas cerca de nuestro pueblo olvidado pero que juntos con los comités no olvidamos.

JEAN FLORIBERT KABEMBA

RD CONGO

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en cartas al director. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *