Nuevas fuentes de financiación para Angola

Angola podría recibir financiación del futuro banco BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), dadas las estrechas relaciones que mantiene con Brasil y China, según afirma la revista ‘Economist Intelligence Unit’ (EIU) en su reciente análisis sobre la evolución de la economía nacional.

 La reciente visita de Estado del presidente José Eduardo dos Santos a Brasil reforzó el nivel privilegiado que existe en la relación bilateral entre ambos países, lo que se tradujo en términos prácticos en una sexta línea de crédito brasileña, por valor de 2.000 millones de dólares, para la inversión en el área de producción de electricidad en Angola.

En su análisis, la revista indica que el Ejecutivo tiene dos grandes proyectos que están inscritos en esta línea de financiación brasileña: la construcción de una segunda central eléctrica en la presa de Cambambe, en la provincia de Cuanza Norte, y el nuevo aprovechamiento hidroeléctrico de Laúca, en el río Kwanza.

El apoyo demuestra las “fuertes relaciones económicas y políticas entre los dos países”, así como el “compromiso de Brasil en sus operaciones en Angola” y la capacidad de este país, que pretende invertir en infraestructuras y “asegurar el acceso a la financiación con diversas fuentes”.

Durante el encuentro del presidente José Eduardo dos Santos con su homóloga, Dilma Roussef, se abordó la próxima cumbre de los países BRIC, que tendrá lugar en Brasil en el mes de julio, según explica la revista EIU. Uno de los temas del orden del día fue también el proyecto de poner en marcha un banco del BRICS que sirva de alternativa a la financiación del Banco Mundial (BM) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) y que pueda llegar a ser un nuevo apoyo para Angola.

“Angola, que tiene fuertes lazos con China, Brasil y Rusia, es un candidato ideal para recibir financiación de esta iniciativa, cuando esté operativa”, dice la revista.

La nueva línea eleva a cerca de 8.000 millones de dólares la ayuda total a Angola del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil, que ha permitido la construcción de infraestructuras importantes, además de suponer la presencia de grandes empresas brasileñas en el país.

El grupo brasileño Odebrecht, presente en el país desde el inicio de la década de los ochenta, es considerado el mayor empleador privado. En los últimos meses, Angola materializó nuevos apoyos de China, EEUU y Brasil, lo que demuestra el interés que grandes potencias tienen en el desarrollo de sus relaciones económicas con este emergente país africano.

Durante la reciente visita a Angola del primer ministro chino, Li Keqiang, se anunció la apertura de nuevas líneas de crédito por valor de 170 millones de dólares del Banco de Exportaciones e Importaciones de China (Eximbank) para financiar la reconstrucción de una central hidroeléctrica y líneas de transmisión de electricidad en la provincia de Moxico, además de un proyecto agroindustrial en la provincia de Zaire y la construcción en Lubango de un instituto de formación de gestión.

El jefe del Gobierno chino prometió un donativo de 28 millones de dólares para financiar otros proyectos de desarrollo. Desde 2002, según EIU, Angola ha recibido más de 10.000 millones de dólares de financiación china, que se han invertido principalmente en infraestructuras.

Fuente: Boletín Noticias Embakjada de Angola Fundación Sur

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Esta entrada fue publicada en AEFJN. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *